Director Escuela Vocacional de las FFAA recibe a embajador de Japón

Luis A. Coronado  y Hiroyuki Makiuchi

El Ministerio de Defensa, a través de la Dirección General de las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (DIGEV), recibió en su recinto al honorable embajador de Japón en la República Dominicana, señor Hiroyuki Makiuchi.

El diplomático fue recibido por el director de la DIGEV, general Luis A. Coronado Abreu, E.R.D., quien manifestó su agradecimiento hacia el pueblo japonés, y a su gobierno, que a través de sus representantes consulares culminó la entrega de la donación de maquinarias y equipos de alta tecnología en pro de una mejor formación y capacitación de los estudiantes de las Escuelas Vocacionales de las F.F.A.A. de Santo Domingo Este, San Pedro de Macorís, Moca y Barahona.

“Las modernas maquinarias donadas por Japón a nuestras escuelas vocacionales han facilitado la formación técnica especializada de los jóvenes participantes de dicha formación, por medio de los talleres de Control Numérico Computarizado—CNC—dotándoles de la destreza y el conocimiento necesarios para enfrentar los retos que supone su incorporación a la masa laboral de nuestro país, cada vez más ávido de técnicos especializados y ajustados a los tiempos actuales de rápida y constante modernización de los oficios y de la tecnología”, dijo.

Señaló que el proyecto de formación de los estudiantes en las distintas áreas del mapa productivo nacional ha sido concebido con miras a responder a la necesidad de proveer la mano de obra especializada que garantizará la continuidad del desarrollo industrial del país y el crecimiento económico del país, lo que se traducirá en una mejor calidad de vida para todos en nuestra nación.

La visita del embajador incluyó el recorrido por las instalaciones de la DIGEV, acompañado por el general Luis A. Coronado Abreu, en la que interactuó con los docentes y estudiantes de las diversas áreas de especialización de la escuela, mostrando interés e incluso dando alguna que otra sugerencia para incentivarles a optimizar los procesos de enseñanza y de diseño y creación de productos, manteniéndose fieles a la calidad y a la innovación.

El evento concluyó con la entrega de una placa a Makiuchi, en calidad de representante del pueblo del Japón, en merecida distinción y reiterada gratitud por su constante cooperación con esta nación, en aras de fomentar el desarrollo y la educación como muestra de la solidaridad y benevolencia que niponas.