Directora FMI satisfecha con el acuerdo de condonación de la deuda de Ucrania

EE.UU. FMI BM

Washington. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, expresó su satisfacción con el acuerdo alcanzado hoy por las autoridades ucranianas con sus acreedores para la condonación de casi el 20 % de su deuda, que asciende a 19.300 millones de dólares.

“Acogemos con satisfacción el acuerdo de hoy sobre los términos de la oferta de intercambio de deuda entre el Gobierno de Ucrania y el Comité de Acreedores ‘ad hoc’ de tenedores de deuda soberana y soberana garantizada de Ucrania”, dijo Lagarde en una declaración.

“Los parámetros del acuerdo anunciado ayudarán a restablecer la sostenibilidad de la deuda y, junto con los esfuerzos en cuanto a política de reformas de las autoridades, cumplirán sustancialmente los objetivos establecidos en el programa apoyado por el FMI”, agregó la directiva máxima del organismo de crédito.

Lagarde aseguró que la “total aplicación del acuerdo proporcionará el alivio de servicio de la deuda buscado, reducirá las necesidades financieras previstas para después del programa y situará la deuda pública en un claro camino descendente”.

Según el acuerdo anunciado hoy por la ministra de Finanzas de Ucrania, Natalia Yaresko, el comité de acreedores accedió a la condonación de 3.800 millones de dólares de deuda, equivalente a casi el 20 por ciento del total.

El acuerdo incluye, además, una prórroga en los plazos para el pago del principal de la deuda, que deberá efectuarse entre 2019 y 2027, y no entre 2015 y 2023, como estaba establecido inicialmente, aunque la tasa de interés fue incrementada del promedio actual del 7,22 al 7,75 por ciento anual.

La directora del FMI destacó la importancia de que ahora “el acuerdo obtenga un amplio apoyo entre todos los tomadores de eurobonos afectados”.

“Estoy muy complacida con el acuerdo de hoy y aprecio la actitud positiva tanto del Comité Acreedores ‘ad hoc’ como del Gobierno de Ucrania”, añadió Lagarde, que alabó en especial el “duro trabajo” desempeñado por la ministra Yaresko y su equipo.

El acuerdo, aunque lejos de las aspiraciones iniciales del Gobierno, que pedía la condonación del 40 por ciento de la deuda, supone un importante alivio para la economía ucraniana, que debía pagar 500 millones de dólares el próximo 23 de septiembre.

El acuerdo no incluye la deuda contraída con Rusia, que ha rechazado negociar una reestructuración con Ucrania, por la que Kiev debe cancelar 3.000 millones de dólares a fines de año.