Directora regional PNUD renueva compromiso internacional con Haití

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/8AB2C6B3-3FF5-474A-9BEE-AFF01B7A3CF3.jpeg

Puerto Príncipe (EFE).- La directora regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, renovó ayer en Puerto Príncipe el compromiso de la ONU con el desarrollo de Haití y el respaldo al gobierno surgido de las elecciones del pasado febrero.

Las Naciones Unidas apoyan “los esfuerzos del gobierno (haitiano) en materia de paz y seguridad, y la movilización de los recursos para responder a las prioridades que ha definido”, dijo a los periodistas la directora para América Latina y el Caribe del PNUD.

Grynspan, que estará en Haití hasta el miércoles, presidirá la delegación del Grupo de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDG) en la conferencia de donantes a Haití programada para mañana.

La funcionaria dijo que se trata de un “momento excepcional” para el desarrollo del empobrecido país caribeño y sostuvo que la ONU quiere promover en la comunidad internacional “un trabajo común para hacer mucho más y mucho mejor” por Haití.

En la conferencia, además del presidente haitiano, René Préval, participarán el jefe civil de la Misión de las ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Edmond Mulet, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Miguel Insulza.

También está convocado el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alberto Moreno, entre otros representantes de la comunidad internacional.

El gobierno encabezado por el primer ministro Jacques Edouard Alexis prevé presentar proyectos por valor de 5.419 millones de dólares a los donantes internacionales para llevar a cabo su programa de gobierno durante un período de cinco años.

Según un documento preparado por el Gobierno, el BID, el Banco Mundial y la Unión Europea siguen siendo las principales fuentes de financiación para la infraestructura eléctrica y viaria de Haití.

Para construir carreteras, el gobierno haitiano necesita 1.375 millones de dólares, mientras que para mejorar la seguridad pide una ayuda de 1.151 millones, destinados a Justicia y a la Policía.

Para agricultura y medio ambiente solicitará 850 millones de dólares, para el reforzamiento de las instituciones del Estado 800 millones y para educación y salud otros 1.000 millones.

El Gobierno informó de que se tomaron las medidas oportunas para garantizar la seguridad durante la conferencia de donantes, en la que se espera la participación de unos 400 delegados provenientes de varios países y organizaciones.

“No tenemos inquietudes”, dijo a los periodistas el ministro de Planificación y Cooperación Exterior, Jean-Max Bellerive, quien aseguró que la Policía Nacional de Haití (PNH) y la MINUSTAH trabajan desde hace varias semanas en un plan de seguridad para el evento.

“Ultimamente la capital se vio sacudida por actos de violencia. Hay algunos grupos armados que siembran el terror en barrios de la zona metropolitana, pero creo que las autoridades policiales se esfuerzan por controlar la situación”, indicó el ministro.

La semana pasada, ocho personas murieron y cuatro resultaron heridas en enfrentamientos entre bandas armadas y fuerzas de la ONU.

Desde el fin de semana pasada, una calma relativa ha vuelto a la capital, donde la MINUSTAH reforzó sus dispositivos, particularmente en los alrededores de barrios afectados por los últimos enfrentamientos.

La violencia y la inseguridad volvieron a las calles de Haití después de unos meses de calma relativa gracias a la celebración de las pasadas elecciones de febrero y la llegada de Préval a la Presidencia, en mayo.

Durante dos años de gobierno provisional, tras la abrupta salida del poder del presidente Jean-Bertrand Aristide en febrero de 2004, Haití vivió enfrentamientos diarios entre grupos armados, que parecían haber terminado con la elecciones de febrero.

Los recientes disturbios dejaron al menos 20 muertos entre los días 5 y 7 de julio.