Dirigentes políticos lamentan la muerte líder cubano Fidel Castro

27_11_2016 HOY_DOMINGO_271116_ El País6 A

Los dirigentes políticos Leonel Fernández, Miguel Vargas Maldonado, Hipólito Mejía, Euclides Gutiérrez Félix, Miguel Mejía y Narciso Isa Conde lamentaron ayer la muerte, a los 90 años, del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, a quien valoraron como un amigo de los dominicanos.
El expresidente Fernández, en carta enviada al embajador de Cuba en el país, Carlos de la Nuez López, expresó sus condolencias al pueblo cubano y dijo que Castro será recordado como una de las figuras más carismáticas, talentosas e influyentes del mundo.
“Sus luchas incesantes e infatigables en favor de las grandes transformaciones de la humanidad, le concitaron el respeto y la admiración de amplios sectores a nivel global.

Fernández dijo que, como toda figura pública, Castro es sujeto de controversia, pero independientemente del juicio que pudieran tener sus adversarios, lo cierto es que con su fallecimiento desaparece una de las grandes figuras del siglo XX, que ocupó un sitial de honor en el escenario internacional.
Vargas Maldonado. El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Vargas Maldonado, dijo que Fidel sobresale entre las figuras señeras del siglo XX, y constituye el mejor ejemplo de probidad política y fuente de enseñanza para las futuras generaciones.
“Su fallecimiento, en consecuencia, cierra uno de los capítulos más hermosos de la historia latinoamericana”, apuntó el canciller de la República en una comunicación dirigida al presidente de Cuba, Raúl Castro, en la que expresa el pésame del partido blanco.

Hipólito Mejía. El expresidente de la República considera que la muerte de Castro Ruz cierra un importante capítulo de la historia de Cuba, de América y del mundo.
Manifestó que se puede o no estar de acuerdo con sus hazañas, sus disposiciones, con el nuevo ordenamiento que impuso a Cuba a sangre y fuego, pero que es imposible ignorar la lucha con la que por más de 50 años desafió el poderío de la potencia más importante del mundo, en defensa de la independencia y la autodeterminación de su país.

Destacó los innegables logros alcanzados en Cuba por Castro en materia de educación, medicina y cultura; aunque señala también por otro lado la falta de procedimientos que permitieran al pueblo cubano tener acceso a los quehaceres de la democracia, tal como la entendemos hoy, con división de poderes independientes, elecciones donde participen todos los partidos y las distintas expresiones políticas.
Euclides Gutiérrez Félix. Para el miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Euclides Gutiérrez, el pueblo dominicano está ligado a la figura de Fidel Castro porque desde que era joven, con apenas 20 años de edad era parte de los más de mil expedicionarios del país, de Cuba y de otras naciones hermanas para declararle la guerra al dictador Rafael Leónidas Trujillo.
Consideró que su muerte constituye una pena para el país y otros pueblos de la región y hasta de África.
Dice que Castro está ligado a la victoria del pueblo dominicano en los últimos 60 años.
Resaltó la profunda amistad del extinto líder cubano con el fundador del PLD, profesor Juan Bosch, también fallecido.
Aseguró que a Fidel Castro le acompañaron sus principios revolucionarios, de autodeterminación y soberanía de su pueblo hasta la hora de su muerte.
Entiende que el legado dejado será continuado por las presentes y las futuras generaciones.
Miguel Mejía. Por su lado, el ministro para Políticas de Integración Regional y secretario general del Movimiento Izquierda Unida (MIU), entiende que la partida física de Castro causa un infinito dolor, como infinito a la vez es su legado construido sobre la base de la firmeza, la honestidad, el decoro, de una vida llena de vivencias y experiencias de lucha por la libertad, la soberanía y la independencia de su pueblo y los pueblos de nuestra América.
Con su frase: “Condenadme, no importa”, se constituye en un héroe sin igual.
Aseguró que la partida física de Castro no solo duele al pueblo cubano, sino a América, por ser uno de los revolucionarios más grandes del mundo.
Precisa que Fidel es historia y será ejemplo e inspiración, por siempre, de todos los revolucionarios y destacó que su obra será ejemplo que guiará las luchas de América, como símbolo de dignidad, humanismo, fraternidad, solidaridad, por los más nobles objetivos de toda la humanidad.
Narciso Isa Conde. El dirigente de la Coordinación Central del Movimiento Caamañista consideró que ha muerto el revolucionario de mayor proyección y gravitación mundial entre los grandes íconos de las revoluciones proletarias, campesinas y populares del siglo XX, en la plenitud de su epopeya transformadora caribeña y continental.
“Pensamiento y acción, que fundidos en armas contra las injusticias, la explotación y la opresión, y abrazados al inconcluso y heroico proyecto de redención socialista, lo situaron -acompañado del ejemplo místico de Ernesto –Che-Guevara- en el sensible corazón de una patria inmensa y oprimida que se llama Humanidad. Todos, todas, inspirados/as en el genio revolucionario de Carlos Mark y Federico Engels”, señaló.
Consideró que Fidel es símbolo, junto a Lenin, Rosa Luxemburgo, Mao Tse Tung, Ho Chi Ming y otros precursores y maestros de las modernas revoluciones de orientación socialista, de una época que produjo procesos y liderazgos de infinito valor para el presente y futuro de la humanidad.

Expresó además que su principal legado nacional es que Cuba perdura en la conciencia de gran parte de su pueblo como proceso soberano y referencia de justicia y equidad social, pugnando por renovarse, resistiéndose -lo mejor y más digno de esa sociedad- a caer en las garras de la economía capitalista.
El MPD. Jorge Puello (El Men), dirigente del Movimiento Popular Dominicano (MPD), lamentó el deceso del líder de la Revolución cubana, al tiempo de destacar que su obra revolucionaria sobrevivirán para siempre.

“Su muerte física jamás se impondrá sobre su ejemplo imperecedero. Quedará su firme voluntad de acero, su férrea resistencia antiimperialista, su determinación de entregarse por entero no solo a las mejores causas de los cubanos, sino de todos los pobres y oprimidos del mundo”, refirió el emblemático dirigente.