Discurso completo del presidente Luis Abinader

Discurso completo del presidente Luis Abinader

Presidente Luis Abinader.

El presidente Luis Abinader anunció la noche de este miércoles que el Gobierno no va a aumentar impuestos, y no someterá ninguna reforma tributaria, considerando la situación de alzas internacionales y su impacto local.

A continuación el discurso íntegro:

Dominicanos y dominicanas,

Cuando llegamos al gobierno hace algo más de un año, encontramos una situación muy compleja. Las grandes reformas que nuestro país necesitaba y la difícil coyuntura que el mundo atravesaba hicieron que nuestro trabajo se centrara en superar la emergencia sin dañar ni comprometer el futuro.

Le podría interesar leer: Evasión fiscal, mal economía RD que parece no tener cura

La pandemia del COVID19 había impactado no solo en la salud y en nuestra forma de vida, sino en la economía dominicana afectando al empleo, la actividad y los cimientos de nuestra propia estructura productiva.

Nuestro país y el mundo vivían una crisis económica de enorme magnitud que hemos debido enfrentar con políticas valientes y con visión a largo plazo.

Hoy la situación está mejorando claramente. Nuestra vacunación es de las mejores del mundo y nuestra letalidad es de los mas bajas. Además, nuestra economía experimenta uno de los mayores crecimientos a nivel internacional y el nivel de empleos precovid ya se ha recuperado.

Amigas y amigos,

La República Dominicana lleva mucho tiempo debatiendo la necesidad de una reforma fiscal. Durante años se han aprobado múltiples aumentos de impuestos a los que se llamó “parches tributarios”:

En el año 2005 se estableció un impuesto sobre hidrocarburos del 13%, que en 2006 se incrementó al 16%, Y se aumentó el ITBIS del 12 al 16%

En 2011 se elevó el impuesto de la Renta de personas jurídicas hasta el 27%.

En 2012 el ITBIS pasó del 16 al 18% grabando bienes que hasta entonces estaban exentos como el aceite comestible, el azúcar, el cacao y el café.

Durante estos días hemos vuelto a oír hablar mucho de impuestos, pero poco se ha dicho de la otra cara de la moneda de la política fiscal: los gastos.

Y es aquí donde el gobierno está centrando sus esfuerzos en este momento.

Desde el principio nos comprometimos de manera absoluta con la calidad del gasto, el manejo prudente y transparente de los fondos públicos y la recuperación de los bienes sustraídos del patrimonio del Estado.

Los fondos públicos son de todos los dominicanos. Y yo me he comprometido ante ustedes a administrarlos correctamente y a defenderlos con uñas y dientes, combatiendo el despilfarro y luchando contra quienes quieran echarles encima las garras de la corrupción.

Entre enero y septiembre de 2021 hemos disminuido un 255% los gastos con respecto al mismo periodo del año anterior, en todas las partidas que no afectan directamente al bienestar de los dominicanos, consiguiendo un ahorro de más de 27milmillones de pesos.

Entre las más significativas debo señalar una reducción en el gasto de publicidad y propaganda del 70%, al bajar de más de 5,490millonesde pesos durante el período anteriora1,612millones en este.

En las partidas de uso discrecional, de enero a septiembre de 2020se gastaron 4,437 millones, mientras que en el mismo período ya con este gobierno, apenas se ejecutaron 161 millones de pesos. Una reducción del 2,648%.

En dietas de alimentos y bebidas el gasto se ha reducido un 143%. Dentro del país la reducción de dietas alcanzó un 2,136% respecto a 2020, y en viáticos a personas con labor diplomática y consular la disminución llega al 87%.

En la compra de muebles y equipos de oficinas gubernamentales, la ejecución en 2021 fue de un 479% menos con relación a2020 y en materiales perecederos, las reducciones sobre pasan el 1,500%.

Además de esto, hemos reducido estructuras, eliminado entidades y fusionado otras. Ejemplo de esto es el despacho de la Primera Dama, Procomunidad, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado OISOE, el Consejo Estatal del Azúcar; la CDEEE; FONPER, o la fusión de la DIAPE Y el DICOM entre otras, y seguiremos en esta misma línea para mejorar la calidad del gasto.

Con una gestión de la administración más eficiente hemos conseguido que por ejemplo entidades como PROMESE adquirieran más medicamentos con el mismo presupuesto; que los Comedores económicos y el plan social hayan aumentado un 30% sus raciones y ayudas con los mismos recursos, o que empresas públicas como Refidomsa o el Banco de Reservas hayan tenido más beneficios.

No se trata de gastar más, hay que gastar mejor. Solo en lo necesario. Solo en lo que mejore la calidad de vida de los dominicanos. Y por eso cada peso del presupuesto público tiene puesta ahora la lupa del Presidente.

Señoras y señores,

La agenda de reformas institucionales que hemos propuesto en casi todos los frentes y una verdadera racionalización del gasto público, para hacerlo eficaz y productivo ya han empezado a reactivar nuestra economía y a proporcionarnos los medios suficientes para cuadrar nuestras cuentas sin tocar el bolsillo de los ciudadanos.

El Banco Central informó hace unos días de que República Dominicana ha tenido un crecimiento del 12,7% del PIB de enero a septiembre respecto al año anterior. Ya hemos recuperado los niveles de empleo prepandemia, sectores como el de Zonas Francas o el Turismo están en capacidad de romper récords en los próximos meses y somos el país que más confianza para la inversión privada nacional y extranjera genera en toda la región del Caribe.

Este gobierno es firme. No tememos remar contracorriente si sabemos que vamos en la dirección adecuada, como con la propuesta de una tercera dosis de la vacuna, que en su día resultó polémica y hoy se ha demostrado exitosa, pero también escuchamos a nuestro pueblo y somos conscientes de que hoy, con un aumento exponencial de los precios internacionales del petróleo, de los productos de alimentación básicos o de las materias primas para fertilizantes, con el impacto que eso tiene en las economías domesticas no es el momento de pedir a los dominicanos más esfuerzos. Es el momento de estar cerca de la gente.

Por eso no vamos a aumentarimpuesto. Y hoy quiero anunciarles que no someteremos ninguna reforma tributaria. Ahora nuestra única prioridad es consolidar la recuperación económica.

Señores y señoras

Las posibilidades de la República Dominicana son enormes, pero los necesito a todos ustedes conmigo para sacar este país adelante. Tenemos un enorme reto colectivo ante nosotros y estoy dispuesto a trabajar hombro con hombro con cada dominicano y dominicana para conseguir los objetivos que como país nos hemos propuesto: Una nación en proceso de desarrollo, con una inversión pública productiva que genere un crecimiento económico que llegue a todos y con una mejora de la red de servicios públicos.

Ahí esta la meta. Y aquí mi trabajo de cada día y mi compromiso sagrado para alcanzarla. Hoy les pido a todos y a todas que me acompañen.

La única reforma que vamos a emprender ahora, es continuar apostándole al crecimiento y la inversión para que los beneficios lleguen a todos los dominicanos.

Muchas gracias y que Dios siga bendiciendo a la República Dominicana.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas