Discurso del ministro Roberto Fulcar en acto de inicio del año escolar

Discurso del ministro Roberto Fulcar en acto de inicio del año escolar

El año escolar inició a las nueve de la mañana de este lunes, tal y como lo había previsto el ministro de Educación, Roberto Fulcar.

A continuación el discurso íntegro del funcionario durante el acto celebrado en la Plaza de la Bandera:

Excelentísimo Señor Presidente de la República Dominicana, Sr. Luis Abinader.
Excelentísima Primera Dama de la República Dominicana, Sra. Raquel Arbaje.
Excelentísima Vice Presidenta de la República Dominicana, Sra. Raquel Peña.
Honorable Presidente de la Cámara del Senado, Sr. Eduardo Estrella.
Honorable Presidente de la Cámara de Diputados, Sr. Alfredo Pacheco.
Honorable Rosa Ana Soto de Fulcar.
Honorables ministros, viceministros, directores.
Honorable presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores, Mtra. Xiomara Guante
Honorable representante de las Asociaciones de Padres, Madres y Amigos de la Escuela,
Honorables miembros del Consejo Nacional de Educación
Honorables representantes de la comunidad internacional.
Honorables miembros de la Mesa de Veeduría para el acompañamiento del Ministerio de Educación.
Distinguidos miembros de la sociedad civil.
Estimados amigos de la prensa.
Familia dominicana.
Amigos, amigas;

El pasado 16 de agosto, en la Asamblea Nacional, tomaba posesión como presidente de la república nuestro compañero y amigo, Luis Abinader, quien, aunque llevaba mascarillas en el rostro como todos los demás, cargaba también un sentimiento en su corazón, y en el hombro, un compromiso.
Ese día, el nuevo presidente ratificó un sueño sobre el que hemos hablado en innúmeras ocasiones: El sueño, en materia de educación, cerrar brechas y procurar calidad sin que nadie se quede atrás. Ese sueño es el compromiso que nos moviliza y nos reúne hoy.
El desafío de “no dejar a nadie atrás”, emblema de los Objetivos del Desarrollo Sostenibles (ODS) impulsados por Las Naciones Unidas, se ha convertido en sí mismo en un manifiesto que inspira, compromete e impulsa al gobierno dominicano, especialmente al nuevo equipo de gestión del Ministerio de Educación, porque estamos profundamente convencidos de que la educación constituye la mejor herramienta para romper la cadena de reproducción de pobreza y lograr inclusión, igualdad de oportunidades y desarrollo sostenible.
Este grandioso día, dos de noviembre de 2020, quedará grabado en la historia como el día en el cual, señor presidente, señora vicepresidenta, ratificamos al país y al mundo que ese sueño, esa promesa y ese va a ser cumplido, que estamos decididos a garantizar un cupo escolar, una oportunidad de educación a cada uno de nuestros estudiantes, y vamos a procurar que esa educación sea de calidad, que tenga trascendencia social y humana, y que genere empleabilidad.
Lo haremos a pesar del Covid-19, la terrible pandemia que tiene arrinconada a la humanidad, pero que no va a impedir a la República Dominicana el logro de ese propósito. El nuestro es un pueblo que nunca ha dejado de luchar, que jamás se ha rendido y esta no será la primera vez. Vamos a convertir esta desgracia mundial en un reto, en un motivo, en el punto de inflexión para volar juntos hacia nuevos horizontes educacionales.
Vamos a dibujar sueños y a realizarlos con pasión, determinación y coraje, como lo hicimos cuando diseñamos, de manos de Concepción Bona y María Trinidad Sánchez, la enseña tricolor que nos identifica ante el mundo como nación abrazada a su lema de Dios, Patria y Libertad.
Lo haremos bajo la misma inspiración con la que José Reyes nos legó la composición del Himno Nacional, coronado por la música de Emilio Prud’Homme.
Vamos a hacerlo con el coraje con que fue proclamada la separación de Haití en la puerta de la Misericordia, tras el trabucazo de Matías Ramón Mella la madrugada del 27 de febrero de 1844, y la osadía de Francisco del Rosario Sánchez, de enhestar la bandera tricolor en la puerta de El Conde, ambos inspirados por los ideales del gran maestro de todos los dominicanos, Juan Pablo Duarte.
Lo tenemos que hacer con la misma coherencia con que fue blandida la espada de Gregorio Luperón y sus compañeros para, bajo el grito de ¡Viva la República!, recuperar la dignidad de la patria.
Lo haremos con la misma persistencia con que sucesivas generaciones de dominicanos han construido esta nación en base a luchas, sudor y sacrificio de respetables dominicanos y dominicanas de varias generaciones.
En este país pequeño, pero de corazón gigante, en el que nadie se rinde y nadie se doblega; somos 48 mil kilómetros cuadrados de corazón palpitando hoy al unísono por un sueño, una causa y un propósito, el de la educación.


Nada va a detener a la República Dominicana en su empeño de aprender, avanzar y desarrollarse. Ese país de quisqueyanos valientes, entona hoy con viva emoción su canto por la educación.
El 24 de agosto de este año, ocho días después de asumir la dirección del Ministerio de Educación, presentamos al país el plan Educación para Todos Preservando la Salud. Lo hicimos desoyendo la recomendación de mucha gente -incluyendo varios amigos- que nos aconsejaban no iniciar el año escolar hasta que pasara la pandemia,
Lo hacía de buena fe, pero aunque esperar el paso de la pandemia era menos riesgoso, más seguro, más económico y mucho más fácil, perder un año escolar constituiría una tragedia estratégica para nuestros estudiantes y nuestro país.
A pesar de la inmensa brecha tecnológica, digital, socioeconómica y de servicios sociales como electricidad que acusa el país y que conspiran contra la educación a distancia, optamos por esa modalidad y aquí estamos hoy, dos meses después, rindiendo cuentas ante el país, compartiendo los incuestionables indicadores de logros del plan, el cual se ha venido cumpliendo meta por meta, punto a punto, día por día e indicador por indicador:
 Dijimos que dotaríamos al personal docente de dispositivos tecnológicos. Esa meta se ha cumplido, entregamos LapTops a 76,236 maestros y maestras.
 Nos propusimos capacitar al personal docente en el dominio de tecnologías aplicadas a la educación y en metodología de educación a distancia. Eso también ya se ha cumplido, mediante un proceso sin precedentes que materializó la formación simultánea, a distancia y gratuita de 115,270 docentes, incluyendo a 21,892 del sector privado.
 Se han formado como tutores del Aula Virtual a 237 técnicos de Orientación y Psicología, quienes a su vez están capacitando a más de 8,012 orientadores y psicólogos, y alrededor de 80,000 docentes en los temas de la Estrategia de Apoyo y Recuperación Psicoafectiva en el Contexto Covid-19, para el acompañamiento de los estudiantes y sus familias.
 Prometimos identificar las competencias prioritarias, las más pertinentes y relevantes para nuestros estudiantes. ¡Lo hemos cumplido!
 Anunciamos que realizaríamos una priorización curricular urgente. Eso también ya se cumplió!
 El plan contempló la dotación de cuadernillos para guiar las clases. Ya fueron formulados, diagramados, impresos y distribuidos en todo el país los cuatro cuadernillos correspondientes al primer mes de clases, y los siguientes ya están en elaboración.
 Fueron convertidos en clases para guiones los contenidos curriculares priorizados, como se planificó.
 Los contenidos curriculares fueron adaptados a la modalidad de educación a distancia; es decir, para ser transmisión por internet, televisión y radio.
 Ante la necesidad de maestras y maestros para las clases a distancia, se realizó un casting a nivel nacional con más de 500 participantes, para seleccionar a más de 60 educadores con cualidades destacadas, que estarán representando a sus colegas en los diferentes grados.
 Para que esto sea realidad, se ha contratado a quince de los más reconocidos productores nacionales de televisión para convertir contenidos curriculares. La mayoría de esos productores han demostrado un alto sentido de compromiso con la misión de poner en marcha este plan, a pesar de tener el tiempo encima.
Junto a ellos, hemos reactivado la industria de la televisión que se mantuvo inactiva desde que inició el confinamiento por la pandemia.
Decenas de productores, técnicos, artistas, talentos, camarógrafos, fotógrafos, tramoyas, maquillistas, escenógrafos, guionistas, directores, asistentes de producción, diseñadores gráficos, animadores, editores, vestuaristas, choferes, secretarias, entre otros, han sido llamados a participar en este proceso que los mantendrá laboralmente activos por alrededor de cinco meses.
 Prometimos aportar contenidos útiles a la educación. Al respecto, nos complace informar que ya fueron creadas las Cátedras Ciudadanas, un proyecto multisalidas que procura graduar ciudadanos y ciudadanas del mundo de hoy y de mañana, con formación integral, fortaleciendo su identidad y el sano orgullo nacional; el aprecio y disfrute de la cultura artística y social, patrimonial y universal; haciendo de ellos ciudadanos cívicos, respetuosos de las normas de la vida en sociedad, regidos por nuestros mejores valores, y con la capacidad intelectual para emitir juicios bien fundamentados sobre su propio accionar y el de los demás, y participar de forma crítica, productiva y asertiva en la sociedad.
Estamos trabajando con una diversidad de Cátedras Ciudadanas, entre ellas la Cátedra Duarte, en alianza con el Instituto Duartiano, cátedra Constitución, con el Tribunal Constitucional, cátedra Medio Ambiente, con Fundación Propagás y el Ministerio de Medio Ambiente, cátedra Amor y Respeto por los Animales, con las ONGs dedicadas a esa misión; cátedra Educación Vial y Espacios Públicos, con el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), cátedra Merengue, en alianza con investigadores y propulsores del mismo, cátedra Deportes, con el Ministerio de Deportes; cátedra Ética y Vida, en acuerdo con intelectuales dominicanos.
 En otro orden, se está concluyendo el levantamiento nacional de la conectividad de los planteles. Realizamos un mapeo del nivel de alcance de las suplidoras de conectividad a los hogares de los estudiantes, y está en curso el proceso de discusión con las mismas para proceder a la implementación.
 Como se previó en el plan, para dotar procesualmente de un dispositivo tecnológico a cada estudiante, está en curso un proceso de licitación nacional e internacional para la adquisición de los dispositivos faltantes.
 Al efecto se creó el comité institucional de compras del MINERD.
 Simultáneamente, se realizó el levantamiento general del estado de la planta física escolar en todo el país, y se ha preparado la licitación para el acondicionamiento de las mismas.
 Ya se está implementando un plan para proveer de forma semanal a los estudiantes de alimentación escolar universal, bajo cinco criterios básicos:
• Que partan de la tabla alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, que establece la necesidad de nutrientes de los estudiantes, por edad.
• Priorizar los productos nacionales.
• Alimentos crudos empacados respetando los protocolos sanitarios.
• Entregados semanalmente.
• Teniendo los centros educativos como puntos de entrega.
La implementación de estas impactantes políticas sociales, sólo en lo referente a tecnología, conectividad, capacitación docente, contratación de medios, acondicionamiento de planta física y alimentación escolar, tendrán un costo para el gobierno dominicano de aproximadamente de 50, 000,000.000.00 (cincuenta mil millones de pesos), sacrificio que se hará a pesar de la crisis económica generada por la pandemia, gracias a la voluntad de nuestro presidente Luis Abinader.
Con el objetivo de fortalecer la transparencia en la gestión de los recursos para estas transformaciones inéditas, hemos procurado el apoyo del sistema de las Naciones Unidas, a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), reconocido por su altísimo nivel de cumplimiento.
Solicitamos y hemos contado con el asesoramiento sostenido de la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas del Estado, através de su director Carlos Pimentel.
También fue instalada la Mesa de Veeduría, integrada por representantes de la sociedad civil como el episcopado, el CODUE, la ADP, IDEC, EDUCA, los Colegios Privados, entre otros, tiene como misión observar y dar seguimiento al Ministerio de Educación en los procesos de adquisición de equipos, bienes y productos para el inicio del Año Escolar 2020-2021, en el contexto de la pandemia del COVID-19.
Los grandes sacrificios financieros que asume el gobierno dominicano para garantizar la materialización del plan «Educación para Todos Preservando la Salud», en medio de una profunda crisis económica, queremos acompañarlos de una formidable lección de eficiencia, ética y transparencia.
Quiero hacer un reconocimiento especial a dos entidades que se han mantenido estrechamente vinculadas al desarrollo de este proyecto, y que apuestan al éxito de este nuevo modelo de educación a distancia:
Me refiero al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la persona de su representante residente, Inka Mantila, cuyo compromiso y compañía han sido permanentes y oportunas.
Al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en la persona de su representante permanente Rosa Elcarte, que ha dado la más elevada demostración de compromiso, solidaridad y apoyo a nuestros equipos técnicos, curriculares y docentes, en infinitas jornadas de trabajo profesional de elevadísimo nivel.
También deseo agradecer a la UNESCO, el BID, la USAID, el Banco Mundial, la OEI, entre otros organismos internacionales, por haber entendido y abrazado el Plan Educación para Todos Preservando la Salud como suyo.
Gracias, amigos, por su apoyo al Ministerio de Educación y a nuestra gestión. Vemos en ustedes aliados válidos y formidables.
En el plano nacional, reconocemos los aportes de toda la comunidad educativa, que se ha comportado como una verdadera comunidad, a la Asociación Dominicana de Profesores -ADP-, a la Federación de Padres y Madres y Amigos de la Escuela, a la fundación INICIA Educación, a la Acción Empresarial por la Educación -EDUCA-, al Episcopado Dominicano, el Consejo de la Unidad Evangélica -CODUE- a la Iniciativa por una Educación de Calidad -IDEC-, a las asociaciones de Colegios Privados, la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades -ADRU-, entre otras.
Gracias a todos por su útil compañía!
Quisiera detenerme un momento para compartirles algunos pilares de la esencia estratégica del modelo educativo que estamos impulsando en la República Dominicana. Quiero resumir en cinco dichos pilares: Inclusión, calidad, sostenibilidad, empleabilidad y la trascendencia.
Inclusión, garantizando oportunidades educativas a todos sin excepción.
En la mañana de hoy, más de 2 millones de estudiantes acompañados de cerca de 150 mil docentes de los sectores público y privado se aprestan a comenzar el inicio de clases mediante la modalidad a distancia. Eso es inclusión!
Lo están haciendo en la Escuela Centro La Higuera, de El Seibo, los estudiantes Daniela Giménez y Wilton Pierre, de las manos de sus maestros Alma Lidia Medina y Elizabeth Febles.
En el Centro docente José Francisco Peña Gómez, de Santo Domingo Este, también lo hace la maestra Yuleny y su alumno Francis; y en el
Centro Amín Abel Hasbún, la maestra Belkys Santos y el estudiante Henry Vargas.
En San Juan de la Maguana, la estudiante María Clara Familia, que cursa el 5to. grado en el Centro Educativo Trinidad y Tobago, bajo la orientación de su maestra Bilda Valdez Valdez.
Calidad. El escoger las competencias prioritarias y los componentes más relevantes del currículo, dedicaremos nuestro mejor esfuerzo a impulsar los factores asociados a la calidad de la educación.
Sostenibilidad.
Todo el esfuerzo, económico, técnico y de gestión puesto en marcha para el presente año escolar, se está orientando hacia la sostenibilidad, estableciendo todo un sistema de evaluación y monitoreo de cada aspecto, tendente a diseñar procesos de mejora continua garantes de la búsqueda de la calidad.
Conjuntamente, estamos automatizando toda la gestión educativa, desde el pase de lista, las evaluaciones, el seguimiento y el acompañamiento del estudiante y de las familias, de tal suerte que este mecanismo nos permita dar el salto cualitativo y técnico tan necesario en la automatización de todo el proceso de escolaridad.
Empleabilidad. Procuramos articular un perfil del graduado que permita a nuestros bachilleres acceder a empleos dignos en base a la formación que reciban en la educación preuniversitaria. Por eso, en la priorización curricular estamos haciendo énfasis en las competencias y contenidos curriculares mas pertinentes y relevantes.
Trascendencia. En la República Dominicana aspiramos que el Objetivo de Desarrollo Sostenible no.4 que es “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos” de aquí a 2030”, pronto sea una realidad. Para esto es necesario no dejar a nadie atrás,
No dejar a nadie atrás es garantizar que hoy todos estemos comenzando juntos..
No dejar a nadie atrás es procurar que todos los decentes recibieran la misma capacitación y que todos dispusieran de una LapTop.
No dejar a nadie atrás es la decisión del gobierno de procurar conectividad y tecnología para todos los estudiantes
No dejar a nadie atrás es llevarle alimentación escolar a todos los estudiantes, no solo a los de tanda extendida.
No dejar a nadie atrás es garantizar que, en todo el país. Todos los estudiantes dispongan del mismo cuadernillo de orientación, que disfruten al mismo tiempo de la misma semana de inducción y que reciban el mismo kit escolar en todas partes.
Señoras y señores, son muchos los desafíos que aún le toca enfrentar a la República Dominicana en materia educativa, pero estamos seguros de que con voluntad, dedicación y esfuerzo, seguiremos cerrando brechas y convirtiendo el sistema educativo nacional en un referente de aprendizaje y desarrollo.
Como ministro, tenemos el fiel compromiso de trabajar arduamente junto al comprometido equipo que nos acompaña en el Ministerio de Educación, para que los casi tres millones de estudiantes dominicanos puedan tener oportunidades educativas de calidad y conocimientos significativos.
Sé que para algunos esto es un imposible o, al menos una utopía, sin embargo, como Luther King, nosotros también tenemos un sueño, y es garantizarles a los estudiantes dominicanos los estándares de calidad que estos tiempos exigen, para que puedan estar a la par de sus pares en cualquier parte del mundo.
Soñamos con que los estudiantes dominicanos puedan dominar más de un idioma, que manejen a profundidad las tecnologías de la información y la comunicación, que dentro de la escuela logremos mitigar los índices de violencia que muchas veces inician en el hogar, que nuestros niños y jóvenes sean respetuosos y amorosos con sus familias, con sus compañeros, con sus vecinos, que también protejan la flora y el ambiente, y que amen y respeten los animales, cuidándolos, nunca maltratándolos.
Soñamos con que la escuela sea una siembra de ciudadanía, civismo, identidad con lo que somos, valoración de nuestra historia y respeto a la memoria y el ejemplo de sus forjadores.
Queremos formar ciudadanos y graduar bachilleres para el éxito!
Todos estos retos constituyen sueños acariciados por años, y agradezco a Dios, y al presidente Luis Abinader la oportunidad de permitirme desarrollar esta visión del sistema educativo dominicano, y que juntos podamos empezar a cambiar con miras a la excelencia.
Contamos con ustedes, padres, madres y tutores, para que logremos aprovechar este año escolar a distancia, también contamos con ustedes queridos colegas maestros, los más entregados a la causa de la enseñanza, los que inspiran a sus alumnos a continuar dando lo mejor de cada uno, y contamos además con cada uno de los niños, niñas, adolescentes y adultos que integran la comunidad estudiantil dominicana, porque por ellos es todo este esfuerzo, y queremos que sean ellos los que saquen el mejor provecho del mismo.
En este año escolar a distancia vamos todos a aprender desde casa, vamos a aprovechar el tiempo y a divertirnos en familia.
Este es el momento en el que la nación se convierte en una gigantesca escuela en todas las regiones, en todas las provincias, en todos los municipios, en todos los distritos municipales y en todas las secciones, parajes, urbanizaciones, barrios, ensanches y torres.
Vamos juntos,
Aprendamos en casa, preservando la salud!

República Dominicana, A la Clase, que ya es Hora!

Muchas gracias!

Publicaciones Relacionadas

Más leídas