Disidentes ven positiva reunión con Obama y le dan lista presos

M1

La Habana. EFE. Varios disidentes que se reunieron ayer en La Habana con el presidente de EE.UU., Barack Obama, valoraron el encuentro como “positivo” y “franco”, donde uno de ellos le entregó un listado con los 89 presos por motivos políticos contabilizados por el grupo que dirige.
En declaraciones a Efe, Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), dijo que Obama fue “muy claro” y les reiteró a los participantes en la reunión “su compromiso con la causa de los derechos humanos y las libertades democráticas”. Según explicó, durante el diálogo con el mandatario estadounidense, Sánchez le entregó una copia de la lista de 89 presos por motivos políticos elaborada por su grupo, el único que realiza un seguimiento documentado sobre estos casos en Cuba. Para el veterano opositor, el saldo de la visita de Obama a la isla fue “favorable a la causa de la democracia bilateral”, pero lamentó que lejos de propiciar un “ambiente de sosiego” el gobierno desató “una oleada de represión política” que de acuerdo a sus registros se traduce entre 450 y 500 detenciones en toda la isla. Por su parte, el expreso político del “Grupo de los 75”, José Daniel Ferrer, uno de los trece opositores invitados a la reunión, calificó de “muy positivo” ese encuentro porque “fue una muestra de solidaridad con quienes luchamos por la reconstrucción de la nación”. “Conversamos sobre el proceso iniciado con el gobierno cubano para normalizar las relaciones bilaterales, también de su visita, y además tuvimos oportunidad de hacerle sugerencias y dimos opiniones respecto a cuestiones que creemos se deben seguir realizando y lo que no se debe de hacer en este caso”, relató Ferrer, líder del grupo “Unión Patriótica de Cuba” (Unpacu).
Miriam Leiva, también invitada a la cita, la consideró “muy abierta” porque escuchó a las 13 personas participantes que “pudieron expresarse sobre la situación actual de la represión y de los derechos humanos en Cuba” y también les hizo comentarios. En su opinión, el hecho de que Barack Obama reservara un espacio en su apretada agenda de unas 48 horas en La Habana para esta reunión celebrada en la embajada de EE.UU., representó “un reconocimiento y apoyo” a la oposición cubana.