Disminuyen ataques contra tropas EU

http://hoy.com.do/image/article/8/460x390/0/6EE03E6E-CDEF-458A-8AA4-A5BB9EAA8879.jpeg

BAGDAD (ANSA).- El comando central estadounidense anunció ayer, a casi siete meses del fin oficial de la guerra en Irak, que disminuyó drásticamente el ritmo de los ataques contra las fuerzas de ocupación a causa de los recientes bombardeos contra grupos de la resistencia iraquí.

Sin embargo, durante la noche, fuertes explosiones se escucharon en el centro de Bagdad, precisamente en la Zona Verde, donde se encuentra el cuartel central de las fuerzas estadounidenses que ocupan el país.

“Las acciones ofensivas que llevamos adelante contra actividades insurreccionales redujeron los ataques contra las fuerzas de la coalición, diría que los han suspendido”, dijo el general John Abizaid, jefe del comando central estadounidense, durante una conferencia de prensa ofrecida en Bagdad junto al jefe del régimen de ocupación, Paul Bremer.

Las fuerzas estadounidenses realizaron en la última semana los operativos Martillo de Hierro y Ciclón de Hiedra para golpear edificios donde se organizaba la resistencia. En las últimas 24 horas se hicieron 200 operativos con bombardeos y tanques en una zona del norte de Bagdad.

Abizaid dijo que “desafortunadamente aumentaron los ataques contra los iraquíes”.

Entre ellos se encuentran los que los guerrilleros denominan “colaboracionistas”: los principales blancos son los policías iraquíes al servicio de la ocupación.

Hoy tres civiles iraquíes resultaron heridos gravemente a causa de un atentado contra el principal hotel de Kirkuk, en el norte del país.

Precisamente, el general Abizaid dijo que las zonas más calientes son Kirkuk, Bagdad y el área conocida como triángulo sunnita (noroeste de la capital), donde se encuentran los sostenedores de Saddam Hussein.

“El enemigo mayor lo comprenden los seguidores de Saddam Hussein. Hay terroristas extranjeros pero no son muchos”, dijo.

El jefe del comando central declaró que “la presencia estadounidense no será más necesaria” cuando el futuro gobierno iraquí esté en condiciones de garantizar la seguridad del país.

Bremer, por su parte, dijo que los seguidores de Saddam buscan “aterrorizar a los iraquíes” con una nueva táctica basada en atentados.

“La situación de la seguridad cambió. Antes eran casi siempre ataques contra la coalición solamente. Ahora los ataques contra iraquíes se verifican más seguido”, explicó Bremer.

La nueva táctica de los guerrilleros “está destinada al fracaso”, conjeturó.

En el marco de las operaciones estadounidenses contra la guerrilla iraquí, soldados de la Primera División de Infantería abrieron fuego contra cinco iraquíes que, según la versión de fuentes militares, colocaban una mina en una autopista en Falluja, 60 kilómetros al oeste de Bagdad.

Tres iraquíes murieron y otros dos pudieron escapar.

El ejército estadounidense volvió hoy a intentar bajar el impacto de la muerte de dos militares de la 101a. División Aerotransportada, al desmentir que no fueron ni lapidados ni ahorcados por la guerrilla en Mossul, norte de Irak.