Diversificación y más promoción

La crisis financiera de Europa ha disminuido la intensidad del flujo turístico desde  esa parte del mundo. Nuestro país, un destino preferido por los europeos, ha sufrido las consecuencias de esta disminución, y el panorama sigue siendo incierto.

A pesar de esta circunstancia adversa el ingreso de turistas creció un 3.60% entre enero y octubre de este año, un crecimiento significativo si se toma en cuenta el declive del flujo de viajeros desde Europa.    

Todo coincide con un aumento del número de viajeros procedentes de otras partes del mundo, tan distantes entre sí como Sudamérica y Rusia.

En efecto, el flujo de turistas desde esas partes del mundo hacia la República Dominicana ha tenido un repunte que ha coincidido, por mera casualidad, con la disminución de los viajes desde los países de la Europa afectada por una crisis financiera  que aún no muestra un desenlace.

Las circunstancias aconsejan invertir vigorosamente en promoción de nuestra oferta  turística en mercados no tradicionales, sin descuidar los tradicionales.

Debemos prepararnos para poder resistir los efectos de un eventual empeoramiento de la crisis europea y su casi previsible efecto dominó en las economías de otras partes del mondo.

Mano de obra calificada

Uno de los factores que perjudican el flujo de inversión extranjera hacia nuestro país es el déficit de mano de obra calificada en disciplinas de tecnología avanzada.

El director del INFOTEP, Idionis Pérez, afirma que ese centro no genera la cantidad de técnicos que demanda nuestra economía. Aún sumando otros centros de formación, el número es deficitario.

El país necesita hacerle frente a este déficit que es, de alguna manera, un obstáculo para el flujo de inversión que requiera mano de obra de alta calificación.

Es necesario fortalecer las capacidades de INFOTEC e incluir en la enseñanza pública carreras técnicas que puedan ser cursadas por los estudiantes de bachillerato que no tengan vocación de asumir una carrera universitaria y quieran integrarse a la vida productiva al quemar esa etapa de la enseñanza.