Doce razones para el insomnio en la capital

CHIQUI VICIOSO
1.- Le dicta el cuerpo al pensamiento que son las cuatro de la mañana y que hay que dormir, y el pensamiento responde que no olvide que se vive en Santo Domingo, capital primada de los insomnes.

2.- Le dicta que no encienda la televisión; que apenas salga, para que no se entere de lo que pasa y pueda descansar, algo sin lo cual no se funciona en Santo Domingo, capital primada de los malos presagios.

3.- Le dicta que hay que esparcirse y, aunados, cuerpo y pensamiento se van a las reuniones y fiestas entre amigos donde se empieza a escuchar y comienzan a desmoronarse las imágenes en Santo Domingo, capital primada de las estatuas de sal: “A fulanita, cuando era funcionaria en el gobierno anterior, había que entregarle un porcentaje de los contratos. El ultimo fue de diez millones, toda una señora corrupta revestida hoy de ejecutiva profesional”; “Sutanita, cuando era presidenta del organismo tal, dotó a su familia inmediata de ONG’s y a todas las financiaba. Su administración pasó a la historia como la más corrupta del siglo”; “Perensejita ‘priva’ en Salomé Ureña, pero es consultora de una serie de firmas que tienen contratos con el Estado, toda una chantajista del sector privado”. ¡Y después nos quejamos de que las jóvenes profesionales de hoy, encallecidas, anden cuchillo en boca dispuestas a ascender aunque tengan que asesinar a su madre!

4.- Un joven adolescente mató en Madrid a un joven español y la comunidad de su barrio, enardecida, se tiró a la calle. Dicen no soportar la música dominicana, la voz tan alta en que nos expresamos, el olor de nuestra comida y la “peste a salones de belleza”. Zapatero le ordeno a la policía imponer el orden para impedir la violencia racial, pero también investigar a los grupos neo-nazis, actualmente de parabienes por su progreso sostenido en la Europa de nuestras vacaciones.

5.- El presidente Fox protestó enérgicamente contra los Estados Unidos por su decisión de expandir el muro de California, parte de la mitad del territorio que le fuera arrebatado a México, en una guerra de la que América Latina no quiere acordarse y que los mexicanos, acuciados por la miseria y la determinación de sobrevivir, recuperan cada día. “El mejor muro es la lucha contra la pobreza extrema”, afirma. ¿Suena familiar?

6.- Aquí, Alvarez Castellanos nos recuerda que Trujillo (¡Dios nos libre!) “resolvió el problema haitiano en 1937” con una masacre (¡Dios nos libre!), y que la solución a nuestro problema con Haití, “país de negros racistas que odian a los mulatos”, es (¡Dios nos libre!) un muro electrificado en la frontera.

7.- En Miami, a los balseros cubanos, refugiados políticos por antonomasia, se les recibe victoriosos en la ‘costa de la libertad’, con todos los beneficios del Primer Mundo, mientras se devuelve a negros haitianos y dominicanos, hermanados por las yolas, sin ninguna contemplación por los orígenes de su éxodo. ¿Y no dice la Biblia que ante los ojos de Dios todos somos iguales?

8.- Y en las prisiones de Guantánamo, un grupo de guardianes decide empapelar los sanitarios con el Corán para ofender a los prisioneros árabes, y en el Islam han muerto ya docenas de afganos e irakíes, protestando contra el irrespeto a su libro sagrado.

9.- En Puerto Rico, mis amigos poetas y escritores advierten que la situación no resiste, que se esta gestando un anti-dominicanismo que espanta. Y lo mismo me dicen en San Martin, Surinam, Curazao, Aruba, Saba, St. Kitts, porque los dominicanos “están en todas partes y son famosos ya por su machismo rampante, su capacidad de trabajo y por organizarse en toda clase de mafias”. ¿Suena familiar?

10.- Y, la historia se repite y se repite y el ser humano no aprende sobre la regla de amar al prójimo como a sí mismo/a, y sobre los horrores que su desidia fomenta, dese una vuelta por las oficinas “amigas de la mujer”, donde se rebota a las víctimas de un Departamento a otro; pase por el Parque Independencia a medianoche, con su nueva generación de niñas prostituidas; o escuche a su trabajadora contarle sobre el ultimo asesinato barrial, esta vez de una joven de 22 años, con cuatro niños, a manos de un ex-novio que “no podía olvidarla” y después de haberse “jartao” de poner querella, sin que sucediera nada”.

11.- Duerme, le dicta el cuerpo al pensamiento y eso trato, mientras recibo en mi oficina a una joven llorosa con un niño desnutrido en los brazos, una más en la lista de muchachas que un supuesto Pastor que vive en los Estados Unidos desposa con cierta regularidad y luego aterroriza con amenazas de golpizas y quema de la casa.

12.- Duerme Chiqui, duerme, en esta Capital Primada de crónicas personales (y colectivas) de muertes anunciadas, donde se opina con irresponsabilidad y se convierten las causas mas urgentes y nobles en pequeños chismes de patio, o de farándula; en recomendaciones incendiarias, sin extinguidores que funcionen o suficientes tickets de avión, y yolas.