Dolor por muerte de Geraldine Fitzgerald,
estrella del cine y teatro

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/1E5CFC58-2B57-4572-AE5E-9E4C9A1D66DC.jpeg

NUEVA YORK (AP).- Geraldine Fitzgerald, quien se presentó en cintas clásicas de la década de 1930, como “Cumbres Borrascosas’’ y luego tuvo una carrera en los escenarios de Nueva York, falleció a los 91 años luego de una larga batalla con la enfermedad de Alzheimer.

Fitzgerald falleció el domingo en su residencia de Manhattan, dijo Tom Goodman, vocero de su familia.

La actriz nacida en Irlanda recibió una nominación al Oscar por su interpretación de Isabella Linton en “Cumbres Borrascosas’’, de 1939, en la cual compartió la pantalla con Laurence Olivier y Merle Oberon, bajo la dirección de William Wyler.

El mismo año estelarizó con Bette Davis, George Brent y Humphrey Bogart el popular drama “Dark Victory’’.

Fitzgerald tuvo una carrera llena de tumbos con Warner Bros en la década de 1940, negándose a aceptar papeles, lo que le valió que el estudio la suspendiera. Sin embargo, durante esa década apareció en cintas como “Shining Victory’’ (1942), “The Gay Sisters’’ (1943), “Watch on the Rhine’’ (1944) y “Nobody Lives Forever’’ (1946), una gema del Cine Negro estelarizada por John Garfield. Posteriormente, fue una actriz de carácter en cintas como “Ten North Frederick’’ (1958), “The Pawnbroker’’ (1965), “Rachel, Rachel’’ (1968), “Harry and Tonto’’ (1974), “Arthur’’ (1981) y “Easy Money’’ (1983).

Nacida en Dublín, Fitzgerald debutó en el teatro en 1932 y luego apareció en varias cintas británicas. Llegó a Nueva York para actuar con Orson Welles y su teatro Mercury, pero pronto se fue a Hollywood. Su primer matrimonio con Edward Lindsay-Hogg terminó en divorcio. Luego se casó con el empresario Stuart Scheftel, fallecido en 1994.

A Fitzgerald le sobreviven su hijo, el director Michael Lindsay-Hogg, y su hija Susan Scheftel.

—–

La banda Kaiser Chiefs es favorita para premios Mercury

LONDRES (EFE).- Los corredores de apuestas británicos han convertido a la banda de rock Kaiser Chiefs en la favorita para ganar los famosos premios Mercury 2005 de la música, cuyos candidatos se anunciaron en el Reino Unido.

El álbum debut de ese quinteto de Leeds competirá con los discos de otros conocidos grupos británicos, como Coldplay, en la decimocuarta edición de esos premios, que están dotados con casi 30.000 euros.

En las apuestas sobre quién será el ganador del prestigioso premio, que el pasado año ganó el músico escocés Franz Ferdinand, también destacan otras bandas británicas más veteranas, como Tunstall, Bloc Party y Coldplay, que obtienen una puntuación de 6/1, frente al 4/1 de los favoritos.

Graham Sharpe, portavoz de la casa de apuestas británica William Hill, señaló a la prensa que este año los premios estarán muy disputados, pues “cada uno de los discos tiene méritos para ganar”.

Entre los doce candidatos anunciados ayer, también se encuentran otros británicos, como MIA, Polar Bear y The Magic Numbers.

Kaiser Chiefs, grupo liderado por Ricky Wilson, se formó en 2003 y el pasado 2 de julio actuó en el concierto contra la pobreza en África Live 8 que se celebró en Filadelfia (EEUU).

——

La Royal Opera House da ultimÁtum a mecenas Alberto Vilar

LONDRES (EFE).- La Royal Opera House londinense ha dado un ultimátum al financiero y mecenas de origen cubano Alberto Vilar, encarcelado en EEUU por malversación, para que pague el dinero comprometido con esa prestigiosa institución y que todavía adeuda.

Si Vilar no cumple su parte del contrato y completa la donación prometida de 10 millones de libras (cerca de 15 millones de euros) a ese teatro de la ópera en un plazo máximo de sesenta días, la Royal Opera House dará por terminado el acuerdo.

En septiembre de 1999, Vilar se comprometió en efecto mediante contrato a donar esa cantidad, pero hasta la fecha el patronato de la Royal Opera House sólo ha recibido 4,4 millones (unos 6,6 millones de euros).

Como parte del contrato, la Royal Opera House dio el nombre de Vilar Floral Hall al gran vestíbulo central del edificio, un gran y moderno espacio que acoge un bar y mesas de restaurante para los entreactos.

Hemos renegociado el calendario de pagos en diversas ocasiones, pero (Vilar) ha incumplido los nuevos plazos acordados, violando así el acuerdo”, señala la Royal Opera House en un comunicado.