Dolphin Island Park anuncia concurso estudiantil

http://hoy.com.do/image/article/147/460x390/0/34C32716-0B10-4D11-BB14-C86F6A2CB439.jpeg

El Dolphin Island Park anunció el concurso “ponle nombre al bebé delfín”, con motivo del nacimiento del primer bebé delfín   en las aguas de este parque temático  el primero de agosto de 2007. 

El concurso es auspiciado por Dolphin Island Park, Bávaro, y forma parte de  una iniciativa para fomentar en niños y niñas el  conocimiento, respeto y amor hacia los animales. Además, busca estimular el interés y la participación de los estudiantes tanto de escuelas públicas como privadas. 

Dolphin Island Park invita  a los estudiantes de escuelas públicas y privadas a sugerir el nombre que se escogerá para el primer delfín nacido bajo cuidado humano en sus instalaciones.

El concurso se dio a conocer en una rueda de prensa presidida por  José Miguel Moreno, director general del Dolphin Island, en un hotel de esta capital.

Cuando nació este  delfín varón  el pasado mes de agosto en Dolphin Island Park,  primer delfinario  que opera en mar abierto en la región, decidieron involucrar a los estudiantes en la búsqueda de  un nombre para la criatura.

Para ello se ha organizado  un concurso que  se lanzó el 20 de febrero del 2008, en el que podrán participar niños y niñas de 7 a 13 años de edad, hasta el séptimo curso inclusive, de  las diversas escuelas públicas y privadas de la provincia  de La Altagracia. Las propuestas  de los  participantes se recibirán   hasta el 20 de junio del 2008.

El jurado estará integrado por un representante del Obispado de Nuestra Señora de la Altagracia, la Asociación de Hoteles del Este, el periódico higüeyano El Cometa, y el Ayuntamiento del Distrito Municipal de Verón-Punta Cana. También formará parte  del jurado un reconocido educador radicado en la provincia La Altagracia. Los interesados deben enviar las propuestas de nombre a  las oficinas del Dolphyn Island Park. El nombre propuesto debe ser acompañado por una breve descripción de los delfines o un relato sobre alguna vivencia real o imaginaria con delfines, con un mínimo de 20 palabras y un máximo de 60 palabras.