Domínguez Brito ante el espejo

¿Con qué traje se presentará el Procurador General de la República ante el juicio de la historia cuando ya no estemos? ¿Será el Magistrado Francisco Domínguez Brito de esa gente que dice que como no estará presente en el Tribunal de la Historia no le preocupan sus actuaciones de hoy?

Tal parece que el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito tiene en sus manos el derecho y la oportunidad de continuar el juicio contra el “afortunado” Senador por San Juan de la Maguana, Félix Bautista.

Y no quiero pensar que como el funcionario dice que no confía en la Suprema Corte de justicia, va a “dejar eso así”, va a descontinuar la persecución judicial por su desconfianza en la Suprema Corte de Justicia. Esa falta de acción legal y necesaria, se convertirá en una nueva o en la reiteración de la sentencia que, aunque esperada, pone las cosa en su lugar para que sepamos, de una vez por todas, dónde estamos parados.

Si el Procurador General de la República no adopta ninguna acción, su actitud, su inacción, sellará de manera inmediata y definitivamente el juicio contra el Senador Félix Bautista por lavado de activos, entre otros delitos que se le imputan.

Cada día se estrecha la camisa de fuerza creada por los peledeístas para imponer sus innobles acciones como si se tratara de oro de buena ley.

Si el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito le da de soslayo al caso contra Félix Bautista, se convertirá en otro funcionario complaciente que aprendió a cumplir con su deber a medias.

Si el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito quiere ir cara al sol, con la frente limpia y sin remordimientos ante el Tribunal de la Historia, debe apelar la sentencia que cierra los puños ante la impotencia de saber que la rebelión es la única salida que nos queda contra la bien aceitada camisa de fuerza que maneja a su antojo todos los recursos de todos los poderes públicos.

Vemos cómo, por la vía de la escalinata política, abogados sin el tiempo prudente de ejercicio profesional privado, como Procuradores Fiscales o Jueces de distintos niveles, escalan las posiciones más elevadas en los Tribunales Superiores. ¿Qué se puede esperar de ellos?

Interesante sería ver el voto de cada miembro del Tribunal Supremo si el Procurador Domínguez Brito apela y tienen que conocer el asunto contra Félix Bautista. De seguro que se caerían algunas caretas. ¡Anímese Magistrado! Cumpla con su deber.

Ya lo dijo el Libertador Simón Bolívar “El talento sin probidad es un azote”. ¿Instituciones? Hombres probos es lo que necesitan los pueblos para ser bien gobernados.
Si tuvieran vergüenza…