“Dominicana lee” y ojalá que aprenda a leer

“Dominicana lee” y ojalá que aprenda a leer

marien aristy capitán

Los libros nos enseñan a imaginar, a soñar y hasta a vivir. Ellos son la más perfecta y singular ventana al mundo pero, además, nos permiten aprender a pensar, analizar y, por supuesto, a escribir.

República Dominicana tiene unos niveles de lectura muy precarios y por eso nuestros estudiantes siempre se queman en las pruebas internacionales: ni siquiera entienden lo que están leyendo; no piensan de manera lógica.

Por ello, es importante que el Gobierno haya decidido llevar los libros a las aulas, tal como anunció ayer el ministro Roberto Fulcar, al presentar “Dominicana lee”, un plan de fomento a la lectura gracias al cual los niños de cuarto grado en adelante tendrán que leer un libro al mes.

La idea, dijo Fulcar, es establecer clubes de lectura y talleres literarios en las aulas, así como festivales nacionales de lectura, con lo que además incentivarán la donación y el intercambiar de libros.

Ojalá que este programa llegue a mejor puerto que otras iniciativas como el “¿Plan Quinquenal del Libro y la Lectura?” anunciado por el exsecretario de Cultura José Rafael Lantigua, en noviembre del 2008.

También que la discusión no se centre en la relevancia de llevar o no la Biblia a las aulas porque es, como dijo Fulcar, solo uno de los tantos libros que llevarán.

Más leídas