Dominicanos hijos de haitianos con problemas en JCE

Cientos de trabajadores, estudiantes y profesionales hijos de haitianos ilegales confrontan graves problemas para llevar una vida normal, debido a la aplicación de la resolución  12-2007, de la Junta central Electoral (JCE), que anula sus actas de nacimiento, y con ello su nacionalidad dominicana.

Los esfuerzos de estas personas por recuperar sus documentos, y con ellos la capacidad de accionar en la sociedad, han sido inútiles, según denunció la abogada Noemí Méndez,   abogada defensora de los Derechos Humanos,

Explicó que  esta resolución 12-2007 ordena el desconocimiento de las certificaciones de nacimiento otorgadas años atrás, cuando los dominicanos hijos de haitianos eran registrados en el país y recibían una documentación oficial que les entregaba el Estado  a través del Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

Así era como  se les  entregaba la certificación de nacimiento a los hijos de haitianos  cortadores de caña del Consejo Estatal del Azúcar, resaltó Méndez.

 Ese era un documento válido hasta que la JCE puso en vigor, en 2007, la citada resolución, desde entonces se empezó a  considerar como una irregularidad haber registrado a los hijos de esas personas bajo la modalidad anterior, dijo.

Entre los afectados por la medida, hay numerosos casos que tienen más de dos años que en las oficialías se les  entregó un  oficio diciendo que su caso iba a ser investigado y aún no han tenido respuesta, dijo Méndez,  en el programa Uno +  Uno que se transmite por  Teleantillas, donde acudió con algunos afectados.

La clave

  Retención

“Siguen reteniendo actas”, dijo la doctora Méndez. Explicó que cuando las  personas  se presentan al   oficial (de las oficialías del Estado Civil) éste les dice  “usted está afectado por  la resolución 12-2007 y su caso se envió   con un oficio a la JCE para  investigación”. Al acta  de nacimiento vieja le ponen un sello, en la oficialía, que dice  que está suspendida  provisionalmente”, pasa el tiempo y los afectados no logran resolver su problema de identidad, explicó.