Dominicanos y haitianos enfrentarán juntos inseguridad fronteriza, transporte y comercio

p8

Los cancilleres de la República Dominicana, Andrés Navarro y de Haití, Pierre Duly Brutus, acordaron anoche emprender acciones en seguridad fronteriza, migración, transporte de carga y comercio, que consideraron como área prioritarias para fortalecer las relaciones y buenas convivencia, impulsando el desarrollo económico y social.

También trabajarán en la la inversión, generación eléctrica, telecomunicaciones, gestión fronteriza y orden territorial.

El tema lo trataron anoche ambos cancilleres en rueda prensa tras reunión de la Comisión Mixta Bilateral que retomó el diálogo entre República Dominicana y Haití.

En la reunión se establecieron tres niveles de diálogo en la agenda de desarrollo binacional, que son el político, empresarial, que incluye comercio e inversión, y se decidió incluir a la sociedad civil como parte de la agenda social, al considerar de trascendental importancia la participación de la sociedad civil en la agenda de desarrollo que encaminan.

Informó que el lunes próximo se reunirá con transportistas para enfrentar los problemas de violencia de que han sido víctima en las últimas semanas en territorio haitiano y que lo mismo harán las autoridades haitianas próximamente.

Tras insistencia de periodistas haitianos, el canciller Andrés Navarro, reiteró que el país no dará prórroga a los extranjeros que no hayan regularizado su situación cuando cuando concluya el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros el 17 de junio próximo.

“Siento que tienen una interpretación errónea del marco migratorio de República Dominicana, que va aplicar los protocolos y procedimientos que se establecen a nivel internacional, respetando los derechos humanos. Pueden tener la seguridad de que en el cumplimiento de la Constitución y de nuestras leyes”, puntualizó.

En materia de seguridad dijo que hubo importantes acuerdo entre las autoridades policiales de los dos países, y que próximamente firmarán otro entre los ministerios de defensa para garantizar la tranquilidad ciudadana en la zona fronteriza y el transporte de carga hacia Haití.

Mientras Pierre Duly Brutus, tras resaltar la acogida de los dominicanos, informó que para facilitar las documentaciones para los migrantes haitianos indocumentados, abrirán tres oficinas en las provincias Santiago, Barahona y La Altagracia, aunque aclaró que se le dará una carta especial, porque no tienen las condiciones para darles pasaportes.

Dijo que su país mantendrá la calma y el sobre el Plan de Regularización y seguirá trabajado con el apoyo de Estados Unidos y de la Unión Europea para documentar a sus nacionales.

También negó que su gobierno esté al frente de una campaña que entre cosas tilda a los dominicanos de racistas y discriminatorias de haitianos y lo atribuyó a grupos extremistas.

En reunión que se inició en la mañana de ayer, se anunció la creación de una Cumbre Social, compuesta por la sociedad civil de ambos países, para completar los tres niveles de una relación sana: político, empresarial y ciudadanía.