Dominicanos y las dominicanas: Ejerzamos nuestro deber, para exigir nuestro derecho

Dominicanos y las dominicanas: Ejerzamos nuestro deber, para exigir nuestro derecho

En el artículo 75 de la Constitución de la República Dominicana, en su inciso número dos, establece que cada dominicano tiene el deber de votar, siempre que se esté en capacidad legal para hacerlo.

Me baso en este artículo para exhortar a cada ciudadano de República Dominicana a que si no acudimos a ejercer nuestro deber en los próximos comicios, dejaremos que otros decidan el destino de nuestro país.

El hecho sin precedente del pasado domingo con la suspensión de las elecciones, donde se elegirían las autoridades municipales, es un acontecimiento que para muchos es político, pero cada dominicano fue afectado, porque dañó nuestra democracia.

Tenemos que ejercer nuestro deber este próximo domingo 15 de marzo y el 17 de mayo, porque de lo contrario no tenemos derechos.

Como dominicanos estamos obligados a preservar la democracia, que mucha sangre le ha costado a nuestro pueblo y si usted entiende que la amenaza es solo para los partidos de oposición, tome como ejemplo a Venezuela.

Sea usted, de clase alta, clase media o clase baja, debe pensar que si no hacemos frente a esta ingobernabilidad que ha llevado a nuestras instituciones al descrédito total, y piensa que es una decisión de la clase política está equivocado.

Las acciones de la Junta Central Electoral (JCE), son fruto del desorden que hoy nos gobiernan, todo lo que pasó antes y después del domingo ha sido parte de un plan que se salió de control.

Vamos a empoderarnos dominicanos, estamos a tiempo de salvar nuestra democracia estableciendo nuestro deber.

Dominicanos y dominicanas, vamos a empoderarnos. Ya es tiempo de salvar nuestra democracia, velar porque las leyes se cumplan y no sean vulnerados nuestros derechos.

Las protesta frente a la JCE tienen otro matiz, la clase media está entendiendo el mensaje, se ha empoderado y ha decidido actuar, porque la situación que vive hoy el país nos afecta a todos.

Somos dominicanos, isleños, dueños de más de la mitad de La Española. Nuestro territorio es de 48 mil Kilómetros cuadrados con 11 millones de ciudadanos, no de un grupo que nos gobierna, atemorizado por no salir del poder, porque saben que tienen que rendir cuenta a un país que reclama justicia.

Dominicanos y dominicanas ejerzan su deber, porque de lo contrario no habrá derecho, sea un ente activo, porque la nación de Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y Gregorio Luperón, necesita de sus mejores ciudadanos porque como dijo Duarte: “Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria.“

Publicaciones Relacionadas

Más leídas