Don Roberto Saladín, hombre del sistema

Será la palabra de él contra la nuestra, pero el relato hacemos ocurrió cuando se iniciaba la divulgación del primer boletín de la primera vuelta electoral de 1996. José Francisco Peña Gómez, líder indiscutible del otrora glorioso Partido Revolucionario Dominicano, había doblado el brazo al caudillo reformista Joaquín Balaguer en las elecciones del 1994, provocando el denominado Pacto por la Democracia, firmado por el liderazgo nacional ante la presencia de representantes internacionales en el Palacio Nacional, recortando dos años al periodo constitucional de Balaguer 1994/1998, ya que se demostró que Balaguer había hecho un “fraude colosal”.
En esas elecciones (1994) nosotros trabajamos como asistente del licenciado Hatuey De Camps Jiménez, director general de campaña del doctor Peña Gómez, comando ubicado en la avenida Rómulo Betancourt. Dirigíamos un equipo de seis jóvenes periodistas que monitoreaban programas de paneles, nos entregan y nosotros hacíamos un resumen entregábamos a De Camps, y se distribuían a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional-PRD.
Uno de los comandos que utilizó Peña en el ’96, se ubicó en la calle Presidente González casi esquina Tiradentes en Naco, y los compañeros esperábamos ese primer boletín. Cuando dieron la cifra detrás nuestro estaba don Roberto Saladín, quien nos preguntó el monto obtenido por Peña Gómez. No alcanzó el 50 por ciento más un voto requerido.
La segunda vuelta es historia patria. Ganó Leonel Fernández y su gobernador del Banco Central fue Roberto Saladín. También, embajador en EEUU. Más claro ni el agua. Es hombre del sistema.