Donativo Banco ADEMI contribuirá en operación de niños corazón abierto

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/7D54509C-372F-4F14-9828-5467D1444B22.jpeg

El Banco de Ahorros y Crédito ADEMI, a través de la Fundación ADEMI, entregó un cheque de 200 mil pesos como un primer aporte al programa del Distrito Rotary International 4060 “Regalo de Vida”, para ayudar a niños de escasos recursos con lesiones cardíacas congénitas, que requieren de operaciones de corazón abierto en Estados Unidos.

El cheque fue entregado por Manuel Arsenio Ureña, presidente de Banco ADEMI, al gobernador del Distrito 4060, de Rotary Internacional, Jordi M. Gassó Batista, en un acto que tuvo efecto en las oficinas de esta institución financiera de la calle Pedro Henríquez y Carvajal número 78.

A la actividad asistieron, además, Margarita De Ferrari de Lluberes, presidenta de la Fundación ADEMI; César Nanita, director ejecutivo y José Espaillat, tesorero del Programa Regalo de Vida.

Ureña dijo que el Banco ADEMI tiene un alto compromiso de cooperar con la salud, la educación y el medio ambiente, y que es una de las instituciones financieras que más aportes sociales realiza.

Expresó que esta entidad realiza aportes millonarios, a través de la Fundación ADEMI en obras comunitarias, como centros educativos, áreas deportivas y recreativas, programas de conservación de los recursos naturales, entre otros.

De su lado, Gassó indicó que estos niños son operados por los mejores especialistas en hospitales y clínicas de diferentes ciudades de los Estados Unidos.

Expresó que este programa cuenta con el patrocinio generoso de varios clubes rotarios americanos, que pagan las operaciones y estadías de los niños y sus acompañantes, durante el tiempo que requieran permanecer en los Estados Unidos.

Señaló que los Rotarios Dominicanos cubren los pasajes y gastos de emisión de pasaportes y trámite de visas.

Informó que en los últimos 20 años han sido operados más de 400 niños, y que en el transcurso de este año han sido enviados nueve niños a hospitales norteamericanos.

Dijo que la demanda de niños con estos problemas es alta, y que para enviar a cada uno de éstos y sus acompañantes se requiere una inversión de 50 mil pesos.

Planteó que para incrementar el número de beneficiarios y atender con rapidez las largas listas de pequeños pacientes en espera de tratamiento, dichas operaciones deben ser realizadas en la República Dominicana.

Expuso que este programa se ejecuta con base a donaciones de entidades caritativas, como el Banco ADEMI, y que estos niños son de escasos recursos que no pueden resolver de otra manera este terrible problema que les aqueja.