¿Dónde no hay navidad?

En mi reciente estadía en un país africano, Guinea Ecuatorial, observé que la navidad no es una celebración tan generalizada como nos la pretenden vender y difundir.

En Guinea no hay comercios; los mercados son el espacio principal de abastecimiento de comestibles, ropas y diferentes artículos.

La ausencia de comercios  y de publicidad parece contradictorio en una sociedad petrolera con flujos significativos de ingresos que no se distribuyen,  no hay fuentes de empleo, colmada de pobreza y precariedad.

La navidad está ausente en Guinea. Una sociedad católica que le ha quedado las huellas de la colonización española. Esta religión se plasma en lo formal, la celebración de misas, bautizos y tradiciones católicas pero en ella se manifiesta el sincretismo mágico-religioso proveniente de las diferentes etnias de origen bantu. Un sincretismo mágico-religioso muy similar al presente en el vodú dominicano donde la muerte es una celebración festiva.

La navidad está ausente porque no hay recursos económicos suficientes en las familias para el gran consumo, regalos, fiestas, compras, juguetes, sino que se reduce a una cena familiar muy limitada.

Los niños y las niñas no gozan de acceso a juguetes ni a espacios especiales para la oferta de los mismos.

En los grupos y comunidades pobres de nuestro país ocurre lo mismo. A pesar de que en el país los dirigentes políticos y los gobernantes reparten juguetes y fundas de comida, no llegan a todos los hogares pobres ni a las comunidades más marginadas.

En días de navidad-reyes muchos niños y niñas tienen que trabajar vendiendo dulces, limpiando zapatos, vendiendo en los mercados o en la agricultura.

Conocemos muchos casos de niños y niñas que nunca han tenido en sus manos un juguete, sino que juegan con las muñecas y carritos de otros niños o se fabrican ellos mismos sus juguetes con materiales desechables. Hay juguetes que tienen una utilidad colectiva como son las pelotas, juegos de cocina y algunas muñecas.

La navidad se convierte así en una de esas fechas donde se muestran las grandes desigualdades al interior de una sociedad así como entre sociedades. La mirada de la navidad en África y en países de América Latina es muy diferente a lo que ocurre en Europa y Estados Unidos.

Otra gran diferencia en la navidad es la presencia de paz.  ¿Quienes pueden tener paz en navidad? La paz al igual que los juguetes es desigual en navidad. Muchas zonas del planeta sufren conflictos armados y hambre. La principal víctima es la población infantil.  Niños y niñas merecen en el planeta vivir en paz y disfrutar de la alegría en igualdad.