Dorada ocasión para detectar plumíferos

Ubi Rivas.

El proceso electoral actual ofrece, entre otras ricuras, la dorada ocasión para detectar, conocer y estigmatizar a los comunicadores plumíferos y bocinas que desmesuran elogios para este desgobierno del PLD, y será fácil identificarlos cuando asuma el próximo gobierno del cambio que habrá de surgir inexorablemente de los comicios presidenciales 2020.
Bastará con monitorear y airear las partidas de promoción asignadas por la inefable Dirección de Información y Prensa de la Presidencia, desde donde más de un director que surgió indigente, resultó dueño de apartamento lujoso y opíparo vivir, y jamás volvió a trabajar.
Conceriente a la prensa escrita, que es la de menor difusión comparada con la radio y luego de televisión, con mayor alcance y cobertura nacional, los directores de diarios conocen a los plumíferos, que no emborronan, sino para adular, momento histórico cumbre para suspenderle sus colaboraciones, empezando por ahí para adecentar el periodismo liberándolo de alimañas, y proseguir el periodismosiendo uno de los sectores de mayor confianza nacional.
Será otra oportunidad para en su momento, que a todo le llega, identificar a los plumíferos y bocinas beneficiadas en esa variante de compra de voluntades por este desgobierno corrupto, y adecentar la misión de comunicar, exenta de lacras.
También estos próximos comicios pronunciarán la extremaunción a políticos del traumático reciente ayer, y advendrá un ciclo diferente, donde es de esperarse y aspirarse, se instaure un período oxigenante de involucrarse en política para propiciar el bien común, no el propio, como por desgracia instauró el PLD, desertando del principismo del icónico Juan Bosch.