Dormir bien es parte de un plan de estilo de vida saludable

Cada vez más estudios sugieren una asociación causa-efecto

Los estudios clínicos muestran un aumento en los riesgos de la salud cuando usted duerme más o menos de cierta cantidad de tiempo. La información y evidencia es muy convincente en mostrar que si no duerme lo suficiente existe predisposición a desarrollar múltiples enfermedades.

Es importante diferenciar la falta de sueño ocasional y un patrón crónico: todos perdemos el sueño de vez en cuando y nuestro cuerpo suele ser lo suficientemente resistente como para permitir eso. Sin embargo, cuando la falta de sueño se convierte en algo constante, no cabe la menor duda que su salud estará en riesgo.

Cada vez más estudios sugieren una asociación causa-efecto, además de mecanismos fisiopatológicos subyacentes al efecto nocivo de la falta de sueño sobre la salud cardio-metabólica.

Existe evidencia y recomendaciones para establecer nuevos objetivos y estrategias en la prevención y tratamiento de estas formas de enfermedades relacionadas con el sueño, dirigidas a mejorar esta epidemia actual.

Investigaciones futuras mostrarán si las intervenciones para aumentar las horas y la calidad del sueño pueden prevenir o quizás revertir características metabólicas adversas.

Mientras tanto, se les puede recomendar a los profesionales sanitarios -sobre la base de la evidencia actual- que motiven a sus pacientes para que duerman lo suficiente en el momento adecuado del día y así favorecer un estilo de vida saludable.