Dormir tiene   beneficios   muy saludables, hacerlo bien tiene sus requerimientos

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/9B44C177-E548-4606-9DE7-C0FA57AA9D56.jpeg

Dormir es, sin duda, uno de los principales placeres que nos ofrece la vida.  Y es que no existe un mayor placer que llegar a casa cansado y con sueño, y no hacer nada más que darse un buen baño e irse a la cama.

Pero, ¿estamos realmente descansando cuando dormimos?  ¿Son suficientes las horas en que lo hacemos? ¿Dormimos cuando de verdad lo necesitamos?

Y es que como explica el doctor Luis Felipe Encarnación, especialista en este tema, el sueño hay que verlo en tres dimensiones: cantidad, calidad y oportunidad.

Al referirse a la cantidad,  indicó que las personas deben dormir un número de horas determinadas al día. Un mínimo de seis y un máximo de 9 a 10. “Quienes no duermen  esa cantidad de tiempo, sufren consecuencias en su salud”, advirtió.

En cuanto a la calidad, explicó que debe ser un sueño ininterrumpido y que sea reparador. Que  produzca  en el individuo los efectos beneficiosos del sueño, como producir descanso físico y mental que  favorezcan los procesos fisiológicos  son necesarios para la vida.

Y la oportunidad es dormir en el momento en que se necesita. No es lo mismo dormir de noche que dormir de día.

Consecuencias.  Así como el acto de dormir resulta placentero para unos, para otros es simplemente “pérdida de tiempo” o “vagancia”,  por no conocer los beneficios que esas horas de descanso le proporcionan al organismo.

Y peor aún, desconocen las terribles  consecuencias que puede ocasionar el hecho de no dormir adecuadamente.

Encarnación explica que esto provoca dormirse en horarios de trabajo,  sufrir incidentes o accidentes al volante  y hasta problemas más serios, como enfermedades cardiovasculares. En niños bajo rendimiento escolar y dificultad para el aprendizaje.

“Cuando una persona no duerme adecuadamente se produce una activación del sistema nervioso simpático, lo que produce la liberación de unas sustancias llamadas catecolaminas o las “hormonas del estrés”, que tiene como consecuencias alteraciones cardiovasculares”.

Igualmente, los ronquidos (una causa de mala calidad de sueño),  hace que al organismo le falte oxígeno, lo que dificulta la circulación de la sangre  y hace que el corazón tenga que bombear con más fuerza.  Un paciente con este padecimiento es propenso a sufrir un una trombosis o un infarto.

El médico señaló, también, que la falta de sueño o el sueño de mala calidad puede llegar a producir diabetes, obesidad, cambios de personalidad, entre otras afecciones.

Pero además, la persona   que no duerme bien comienza a perder algunas de sus facultades, tales como : la creatividad, la capacidad de abstracción, la capacidad de analizar y razonar contenidos abstractos, la iniciativa, la motivación, la rutina,  y la  perseverancia. 

Las claves

1.  Horario

Vaya a la cama a la misma hora cada noche y levántese a la misma hora cada mañana.

2.  Minimice las siestas

Trate de dormir lo menos posible durante el día.

3.  Evitar

La cafeína y fumar después de la cena. Estos son estimulantes que le mantendrán despierto.  Evite el  alcohol después de la cena.

4.  Cena ligera

Leche tibia o galletas con queso, le ayudará a quedarse dormido.

 5.  Ejercicios 

No haga ejercicios fuertes 2 horas antes de irse a la cama.

6.  Tenga en cuenta

Use su cama solo para dormir y para el sexo. No lea o vea televisión en la cama.

7.  Ambiente

 Trate de hacer su habitación tranquila, oscura y a una temperatura agradable. Sin ruidos, ni distracciones.

8.  Luz

Durante el día, trate de tener mucha exposición a la luz brillante en su habitación.

9.  Relájese

Tome algún tiempo para relajarse antes de ir a la cama. Usted tendrá más dificultad en dormirse si está complicado en alguna actividad.

10.  En la cama

No permanezca mucho tiempo en cama después de despertarse. Si está tratando de dormirse y no puede hacerlo, levántese y haga algo relajante como escuchar música, antes de dormirse de nuevo.