Dos comedias y una de terror se proyectan en el cine

http://hoy.com.do/image/article/203/460x390/0/263D5E25-7C81-4B2E-9C5D-55958B046249.jpeg

POR PAVEL LEREBOURS
El clan de los rompe huesos: Comedia deportiva tras las rejas de una cárcel
‘El clan de los rompe huesos’ es un remake de una película de 1974, que protagonizó Burt Reynolds y que fue todo un éxito de taquilla. En esta ocasión, Adam Sandler se pone sus zapatos y hace de un rudo jugador de fútbol que tiene que organizar un partido entre los guardias y los reclusos de una penitenciaría.

 Argumento
Adam Sandler es Paul Crewe, un ex jugador de fútbol americano caído en desgracia por haber “arreglado” partidos. Dedicado a filmar comerciales de ropa interior y a beber, arruina su relación con su novia y su propia vida al salir una noche manejando el auto de ella completamente borracho.

Así, en pocos minutos tenemos al deportista Paul encadenado dentro de un autobús en camino a la penitenciaría a cumplir su condena por conducir ebrio y destruir el auto de su novia y varios de la policía. El director de la penitenciaría, Hazen (James Cromwell), pidió que fuera en su cárcel que llevarán a Paul para encomendarle una misión: formar un equipo de fútbol de reclusos.

No resulta fácil al principio: todos odian a Paul por su mala reputación. Entonces uno de ellos le tiende la mano: el chistoso y poco atlético Caretaker (Chris Rock). Los demás terminan interesándose cuando se enteran que tienen que jugar contra los sádicos guardias de la cárcel.

“El clan de los rompe huesos” muestra el microcosmos que es una cárcel, con las diferencias raciales a flor de piel, pero también muestra que cuando hay un interés común, hasta los hombres más disímiles pueden llegar a unirse. Todos los reclusos odian a los guardias y eso los une.

Aquí entra en acción Burt Reynolds, esta vez como Nate Scarborough, el viejo entrenador que le ofrece su ayuda a Crewe para organizar el equipo. “No quería hacer un cameo”, dijo Reynolds cuando le pidieron su bendición para el remake de su filme de 1974. “Si van a llegar a la luna, quiero ir con ustedes”.

Además de los actores mencionados, al que se agregan William Fichtner y Cloris Leachman, en el elenco figura el rapero Nelly y muchas figuras del deporte estadounidense, como Michael Irving y Bill Romanowski, campeones del Superbowl; Brian Bosworth y Terry Crews, jugadores de la NFL; o los luchadores Kevin Nash y Steve Austin.

 

La marca de la bestia: Dos hermanos en la lucha contra el mal

Christina Ricci es una mujer lobo en el último filme de Wes Craven, un director que lleva más de 30 años asustando al público. En 1984 se consagró en el género de terror con ‘Pesadilla en Elm Street’ y en 1996 lo reinventó con ‘Scream’. Ahora, Craven, regresa con uno los temas más viejos que el cine de miedo ha utilizado desde sus orígenes: la licantropía, transformación de una persona en lobo, generalmente en noches de luna llena.

En este caso, es Christina Ricci la que sufre en  carne propia algo que no puede explicar. Durante un viaje en coche con su hermano, un extraño accidente les cambia sorprendentemente.

 Argumento
Los Ángeles. Noche de luna llena. De repente, algo surge de entre las tinieblas y los hermanos Ellie (Christina Ricci) y Jimmy (Jesse Eisenberg) dan un volantazo y caen por un barranco. Aunque logran salvar sus vidas, después de este accidente no volverán a ser los mismos. De repente, Ellie y el delgaducho Jimmy descubren que poseen una fuerza sobrehumana, que sus sentidos se han potenciado al máximo y que provocan una innegable atracción en los demás. Pero, ¿y si lo que pasó esa noche no fue un simple accidente y lo que parecía fruto de la mala suerte era en realidad algo más? Ellie y Jimmy experimentan nuevos impulsos y descubren que no pueden controlar por más tiempo sus nuevos poderes. Los jóvenes tendrán que resolver el misterio y deshacer la maldición mientras puedan.

Embrujada: Nicole Kidman es una bruja en busca de amor

‘Embrujada’ no es precisamente un remake de la popular serie de TV de los años 60 ‘Mi pequeña genio’, sino un homenaje a la misma. Nicole Kidman interpreta a Isabel Bigelow, una bellísima bruja que decide habitar en el mundo de los mortales y trata de llevar una vida normal. Will Ferrell es Jack Wyatt, un famoso actor de televisión en desgracia, cuya oportunidad de redimirse es el proyecto de llevar la serie de televisión nuevamente a la pantalla chica. Como Darren Stephens, necesita una Samantha y, después de un penoso casting sin resultados, conoce a Isabel de casualidad y la ve mover la nariz de una manera mágica. Lo que no sabe es que ella es una bruja de verdad. Y que por más que quiera, no puede controlar el impulso de recurrir a la brujería ocasionalmente.