Dragado en río evita inundaciones en zona del Bajo Yuna

YUNA

Los trabajos de dragado realizados por el Gobierno en 22 kilómetros del Bajo Yuna (Villa Riva- Arenoso-Bahía de Samaná), evitaron pérdidas millonarias en la agricultura y daños a las infraestructuras de carreteras, caminos, canales de riego, acueductos y la paralización de las actividades económicas y sociales de la zona.

Las intensas y prolongadas lluvias registradas en gran parte del país provocaron grandes crecidas en la cuenca del río Yuna y sus afluentes principales (ríos Camú, Jima y Cenoví), informaron ayer el director del Instituto Agrario, Dominicano (IAD) Radhamés Valenzuela, y el asesor hidráulico del Poder Ejecutivo, Gilberto Reynoso.

Ambos funcionarios visitaron la zona para hacer una evaluación del paso de la vaguada que afectó al país y que dejó cientos de desplazados e inundaciones en la zona, pero no provocó daños a la agricultura, como ocurría en el pasado. Recordaron que en la zona del Bajo Yuna, en la provincia Duarte, hay más de 300 mil tareas sembradas de arroz, la mayoría de las cuales antes eran afectadas por las inundaciones, pero después del dragado de los 22 kilómetros del río Yuna, ya no ocurre ese problema.