Duarte en la literatura infantil

Juan Pablo Duarte.

Pocos nombres causan tanto respeto y admiración entre los dominicanos como el suyo. Hablar de Juan Pablo Duarte es describir a un hombre de palabra, pero también de acción, con una nobleza de carácter y determinación admirables que le permitieron llevar a cabo el plan maestro de libertad de esta media isla.
Como líder indiscutible de la nación y padre de la Patria, su vida es un ejemplo digno de imitar y de enseñar.
Muchos autores dominicanos se han dedicado a estudiar su vida y obra, y un grupo de ellos la ha retratado para un muy selecto público, al que vale la pena dedicar obras como ésta: los niños y niñas.
“La Patria es la infancia”. Uno de esos escritores es César Sánchez Beras, abogado, profesor y prolífico escritor, que con su libro “Érase una vez la Patria”, quien trata de darles a los niños, desde la perspectiva dramática, una visión de lo que hacía el patricio al fundar La Trinitaria. “La trama es el proceso de la fundación de la Sociedad Secreta la Trinitaria, la organización de la juventud duartiana y la independencia… es teatro en versos octosílabos y rima consonante. Una parte del texto tiene transcripciones del ideario del patricio, sus cartas y sus poemas”, explica Sánchez.
Entiende que la Patria son los niños, y como “nadie ama ni valora lo que no conoce, debemos darle a la niñez y a la juventud la oportunidad de conocer nuestros valores trascendentes, para que puedan entenderlos, valorarlos e identificarse con ellos”, expresa.
Avelino Stanley, al igual que otros, también ha hecho un aporte formidable con su libro “Dulce esperanza de la Patria”. Acerca de las razones que le llevaron a escribirlo, Stanley comparte en su blog: “Yo me pude dar cuenta que a Duarte lo conocemos por tradición, por lo que otros nos dicen. Pero una gran mayoría de los dominicanos no nos hemos detenido a leer en detalle acerca de cómo fue la vida de Juan Pablo Duarte y qué fue lo que hizo este hombre por nosotros. Esto que afirmo sucede con los más jóvenes y también sucede con los mayores”.
Avelino expresó que con este libro esperaba despertar en los más jóvenes el “interés (de) conocer mejor al Padre de la Patria” y seguir y practicar sus ideales y principios..