Dueños de negocios de bebidas cerrados reclaman en Fiscalía DN

Marcos Cabral reclama apertura

Propietarios de negocios que operan en las inmediaciones de las universidades Autónoma de Santo Domingo (UASD), Tecnológica de Santiago (Utesa), Iberoamericana (Unibe), Apec, Unicaribe y O&M, cerrados el viernes, reclamaron ayer frente al despacho de la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, su reapertura, alegando que no han violentado las leyes.

Marcos Cabral, propietario de un bar en la José Contreras número 25, dijo que el cierre fue “un abuso de poder”, porque “una persona que cumpla 18 años más un día ya no es un menor y nadie lo manda a entrar a un bar”. Remy de Oleo, dueño de un billar en la avenida Alma Máter esquina José Contreras, se quejó de no haber sido notificado y afirmó que fue una acción “atento a ellos… Ellos me dijeron cierre su negocio que no tiene más nada que hacer aquí”.

José Ramón Tejada Soto, del super colmado México, frente a la Universidad Apec, y Ramón Antonio Parra, próximo a Utesa, también se quejaron de no haber sido notificados y de que cuando exigieron una constancia de la acción “nos mandaron a la fiscalía”.

Los negocios fueron cerrados mediante orden judicial número 0120-mayo-2014, del Juez Coordinador de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional. Residentes en los alrededores de los centros de estudios y autoridades se habían quejado del daño a los estudiantes que causan los negocios de expendio de bebidas, abandonan sus estudios por esparcimiento.