Dulce San Valentín Postres para celebrar

1C_¡Vivir!_14_1,p01~(2)

La celebración del 14 de febrero se ha convertido en una de las más esperadas del año. Las personas buscan sorprender a sus seres queridos con diversos detalles, y la comida juega un papel fundamental para lograrlo. Sin embargo, son los dulces los que se roban el escenario en este día tan especial.
Lo bueno de hacer postres es que la pastelería te permite experimentar mucho más, incluir los sabores de tu preferencia y de la persona a quien quieres halagar.
Y como cualquier excusa nos parece buena para preparar un delicioso postre, hemos recopilado esta selección para endulzar la fecha.
Además, son fáciles de hacer y llevan ingredientes sencillos, por lo que no necesitamos ser expertos para lucirnos en este día destinado a celebrar el amor.

 

Las recetas
Mousse de guineo con caramelo

300 gramos de nata para montar
3 guineos maduros
Dulce de leche (comprar enlatado)
4 fresones
Virutas de chocolate
Preparación. Tanto los plátanos como la nata conviene que estén muy fríos, pon los dos ingredientes en la parte más fría de la nevera, al menos cuatro horas antes, o déjalos un rato antes en el congelador. Para preparar esta mousse (espuma) exprés, pon la nata en el vaso de la batidora y añade los plátanos pelados y troceados. Tritura hasta obtener una cremas espesa, con una textura similar a la de una mousse. No te excedas en el batido, porque la nata puede terminar haciéndose mantequilla. Reserva en la nevera, bien tapada, aproximadamente por una hora para que coja más cuerpo. No añadas azúcar a esta preparación porque el plátano es dulce y el dulce de leche aportará el dulzor que le falte a la nata. Lava los fresones, aunque como comentábamos, también puedes utilizar unas rodajas de guineo, y haz virutas de chocolate con el pelador de frutas, raspando una porción de tu chocolate favorito. Para el emplatado: Sirve una cucharada de dulce de leche en la base de la copa, rellena con la mousse de plátano y decora con las fresas y el chocolate rallado. Puedes terminar añadiendo un poco más de salsa de caramelo si lo deseas. ¡Buen provecho!

Gomitas de vino

2 sobres de gelatina sin sabor
1 /2 tazas de vino blanco o rosado
1/2 taza de azúcar
Gomitas de osito (opcional)
Preparación. Coloca en un bol pequeño la gelatina sin sabor y añádele media taza de vino, mezcla muy bien y deja que la gelatina se hidrate (tomara 5 minutos más o menos). A continuación lleva la gelatina al microondas por unos 10 segundos o hasta que se disuelva (no dejes que hierva. Coloca en un bol grande el vino restante y el azúcar, lleva al microondas por 30 segundos para que el azúcar se derrita. Mezcla el vino y la gelatina, bate muy bien y deja que se enfrié. Vierte la gelatina en un molde y llévalo al refrigerador por 12 horas, como mínimo, esto hará que la gelatina cuaje y se seque, quedando como gomitas. Corta las gomitas con un cortador de galletas muy chiquito en forma de corazón y reserva en el refrigerador. Puedes cubrir tus gomitas de vino con azúcar, si lo deseas.

Rocas de chocolate

1/2 libra de chocolate negro
1/2 libra de chocolate con leche
1/2 libra de chocolate blanco
1/2 taza de pistachos
1/2 taza de almendras
1/2 taza de avellanas
1/2 taza de maní tostado
Preparación. En una bandeja con papel de hornear en la base, coloca pequeños montones de los frutos secos picados. Las almendras y avellanas, por ejemplo, por el contraste con el chocolate. Lo puedes hacer con lo que quieras: nueces, pasas. Cuanto mejor sea el producto, más rico el resultado. Funde el chocolate a baño maría durante unos 10 minutos o en el microondas, a potencia media y en tandas de no más de 20 segundos para controlar que no se queme. Pon la otra cantidad reservada, remueve, y así hasta que esté fundido. Se tarda muy poco. Con cuidado de no quemarte, vierte el chocolate líquido sobre los montoncitos de frutos secos y deja que se solidifique. Si tienes prisa, ponlo en la nevera o congelador. Si no, mejor a temperatura ambiente o en una ventana, si el clima es fresco.

Brochetas de frutas cubiertas de chocolate

3 guineos maduros
10-15 fresas
1/2 de chocolate negro
Preparación. Trocea el chocolate y fúndelo al baño de María. Lava las fresas, retírales las hojas verdes y sécalas. Ensarta en cada palillo de brocheta un trozo de guineo y una fresa. Salpícalas con unos hilos de chocolate fundido. Deja que se endurezca el chocolate y sirve las brochetas de frutas.

Panacota con fresas y fruta de la pasión

1 taza de leche
1/2 taza de nata
4 cucharadas de azúcar glas
1 vaina de vainilla
5 hojas de gelatina
8 fresas
1 fruta de la pasión
Hojas de menta

Preparación. Pon las hojas de gelatina en un bol, cúbrelas con agua fría y espera a que se ablanden. Pon a calentar la nata y la leche en un cazo. Abre la vaina de vainilla, rasca el interior y añádelo junto con la vaina. Agrega 3 cucharadas de azúcar glas (reserva 1 cucharada). Mezcla bien y cuando empiece a burbujear, apágalo. Escurre bien la gelatina y añádela a la mezcla de leche, nata y azúcar. Remuévela hasta que se disuelva. Retira la vaina de vainilla y reparte la mezcla en 4 copas. Deja templar e introduce en la nevera hasta que se enfríen. Lava las fresas, retírales el pedúnculo y pícalas en trocitos. Abre la fruta de la pasión y saca la pulpa. Coloca las frutas en un bol, añade el azúcar glas reservado anteriormente y mezcla bien. Retira las copas de la nevera, pon la fruta encima.