EcoLeBag, solución ecológica que nació en medio de la pandemia

EcoLeBag, solución ecológica que nació en medio de la pandemia

Los jóvenes entre 18 y 35 años han sido reconocidos como una generación con alta conciencia ambiental por ser consumidores responsables y cambiar sus hábitos con el fin de cuidar el planeta. Un ejemplo de ello es Natalie Ruiz Casado, quien en busca de aportar soluciones ha creado la marca sostenible ‘EcoLeBag’, mediante la cual confecciona bolitas-basureros para auto a partir de ropa usada.

La idea de fabricar estas bolsas nació al inicio de la cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus.

Natalie dice que siempre ha consumido las bolsas de plástico desechables que ofrecen en el carwash. De hecho, siempre ha pensado que son muy útiles, sin embargo, tener que usar plástico de un solo uso va contra sus principios.

“Cuando comencé a vivir una vida sin plásticos, ese tema me generó mucha preocupación. Un día en cuarentena, cuando estábamos todos encerrados en la casa, con un amigo conversaba sobre esta preocupación y en ese momento se me ocurrió la idea de hacerlas de tela, pero como la industria de la moda también contamina un montón, pensé que por esa razón era mejor hacerlas con la ropa que nadie quiere para evitar que terminen en el vertedero”, explica la joven ambientalista.

Agrega que es un proyecto que además de ser amigable con el ambiente le da participación y oportunidad de generar ingresos económicos a otras personas.

“Su primera particularidad es que las bolsas son hechas con mucho amor y a mano por costureros dominicanos; la segunda, es que inicialmente son hechas con ropa usada para rechazar las fundas plásticas que regalan en los carwash. Lo que convierte este proyecto en un gran aporte a la economía circular, porque evitamos que más residuos sólidos terminen en el vertedero y al mismo tiempo aportamos a la reducción del plástico desechable”, explica Natalie.

Explica que las EcoLeBag son fabricadas con ropa usada, con ‘kitesurf’ que nadie quiere porque se rompen “y estoy pensando en ampliar a otros residuos sólidos que no queremos en los vertederos”.

Oportunidad para otras jóvenes. A pesar de que esta iniciativa es nueva con ella su diseñadora ha logrado entusiasmar a otras chicas, en un viaje a Cabarate, Puerto Plata, conoció la Fundación Mariposa y le presentó su iniciativa.


“Les pareció una gran iniciativa, entonces nos pusimos de acuerdo para confeccionar una edición especial hechas por estas niñas”.

Sostiene Natalie, que fue muy lindo ver lo emocionadas que estaban las adolescentes de la fundación confeccionando estas bolsas hechas con kitesurf reciclado y ropa usada. “Ahora estoy pensando en seguir trabajando con ellas más bolsas, así generan ingresos y al mismo tiempo aportan al medio ambiente”, explica Ruiz Casado.

Una inspiración que viene del mar. El respeto por la madre naturaleza es algo que la joven invitada de la Esquina Joven, lleva en su “ADN”, pero fue cuando inicia a surfear que viendo la basura en la playa se conciencia de la cantidad de basura que hay en nuestro medioambiente.

“Cuando corría una ola, en la pared de agua se ven los vasos de foam, condones, botellas plásticas, en fin, de todo, una película de terror. Eso me impactó mucho porque pensé que ya es tanta la basura que hay, que ya está en todas partes”.