Ecología
Aguas en alto riesgo

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/B5506BC6-CFC4-4163-9A24-4CBC7E557A00.jpeg

(2 de 3)
La importancia de las aguas subterráneas comienza con su volumen. Su presencia en todos los continentes es mayor que la presencia de agua dulce en ríos, lagunas y lagos. Solamente en los glaciares existe más agua dulce que en los acuíferos subterráneos. En pocas palabras, las aguas subterráneas son las más grandes masas de agua dulce que se conocen en todo el mundo.

Pero así como son de grandes, de enormes, de colosales sus volúmenes, así son de frágiles, puesto que la contaminación de los acuíferos bajo tierra es mucho más difícil de controlar o de eliminar. En muchas ocasiones la contaminación de este recurso es difícil de cuantificar, principalmente cuando no se tiene una clara información de qué la está produciendo.

Por ejemplo, una batería (acumulador de energía) de automóvil que haya caído (o haya sido lanzada como desperdicio) a una cueva con agua puede contaminar cientos o miles de metros cúbicos de agua. Pero como no se sabe en donde está sumergida la batería se hace imposible detener la contaminación y recuperar el acuífero.

Un animal muerto lanzado a una furnia (cueva vertical), como pasa mucho en los campos de nuestro país, puede enfermar de tifoidea a comunidades enteras hasta que la corriente logra liberarse de los restos podridos del animal.

Las aguas subterráneas no siempre se encuentran circulando en ríos u ocupando grandes espacios como lagos o lagunas. Una parte importante de las aguas del subsuelo se encuentra entre los poros e intersticios de la caliza, que las contiene como una esponja colosal. Por ejemplo (el caso más usual) es la porosidad de la caliza arrecifal, un tipo de roca común en toda la zona costera de la isla de Santo Domingo y principalmente en el Llano Costero Suroriental.

Al nivel de roca caliza que contiene al acuífero inundando su porosidad se le conoce comúnmente como “nivel de desfonde” en la construcción de pozos para ser utilizados como letrinas. Cuando se llega a ese nivel se dice que el pozo (u hoyo) “se ha desfondado”. Ese es el nivel que recibe las descargas humanas: heces fecales, orinas, aguas de fregaderos y lavaderos, aguas mezcladas con combustibles, combustibles usados (como aceite quemado de motor) y otros contaminantes. Pero probablemente el mayor peligro sean las heces fecales, porque son el vehículo de propagación de enfermedades intestinales (parásitos e infecciones), enfermedades de grave contagio, como las hepatitis y otras de peligro similar.

El gran problema es entonces el hecho de que estamos contaminando la mayor parte de las aguas sobre las que estamos viviendo, mientras que también estamos contaminando las aguas de los ríos cuyas aguas consumimos, adoptando como alternativa de búsqueda de agua buena la ubicación de tomas de agua cada vez más arriba de los cauces.

En Santo Domingo utilizábamos las aguas tomadas en Haina-Manoguayabo, varias veces contaminadas y definitivamente insuficientes. Luego se tomaron se tomaron las aguas del río Nizao, represadas por la Presa de Valdesia, pero también resultaron insuficientes. Actualmente tomamos agua recibida desde la Presa Jigüey-Aguacate, que si no bien puede catalogarse como insuficiente su manejo no ha sido lo suficientemente eficiente como para que Santo Domingo sea abastecido decentemente.

En épocas de gran escasez en Santo Domingo se practicaron pozos que bombearon agua del subsuelo directamente a la red de distribución del acueducto. Los resultados negativos no se hicieron esperar. Los brotes de gastroenteritis y otras enfermedades pusieron en peligro a toda la población y muchos niños murieron.

1er. Encuentro Dominicano con la Tierra

La Rectoría y la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo aprovecharon la celebración en todo el mundo del Día de la Tierra para sumar el movimiento ambiental dominicano a los esfuerzos que se realizan para la elaboración de la Carta Ambiental Latinoamericana, dentro del marco de la Carta de la Tierra.

La actividad auspiciada por la UASD tomó como nombre Primer Encuentro Dominicano con la Tierra, evento que encontró espacio en la Biblioteca Pedro Mir de dicha universidad.

El evento condujo a las siguientes propuestas: 1. Formar parte de un grupo de protección ambiental y contribuir con acciones conservacionistas encaminadas desde cualquier ámbito de la sociedad. 2. Hacer de nuestra vida un modelo de comportamiento ambientalmente sano; sin producir ruidos innecesarios, no tirando basura en lugares inadecuados, respetando los ecosistemas y especies de todo género. 3. Usar racionalmente el agua, la energía y los recursos naturales básicos de los cuales depende la existencia de todos nosotros y nuestros hijos. 4. A no encerrar animales silvestres en jaulas, en acuarios, o medios de aprisionamiento similares y a liberar cualquier especie que se encuentre en tales condiciones. 5. Reciclar y reutilizar todo lo que pueda. 6. Comentar en las aulas, con amigos, familiares y en reuniones, la situación del ambiente, con miras a contribuir a la solución de los problemas. 7. Pedir ayuda e información en la UASD y a su Comisión Ambiental, cada vez que se presenten problemas ambientales en cualquier parte del país. Tú puedes contar con la UASD y la UASD cuenta contigo para contribuir a aminorar los problemas ambientales locales.

Cambio climático y aguas subterráneas

Dentro de los perjuicios que está causando el cambio climático está la elevación del nivel del mar. Pero con ello se están perjudicando aquellos acuíferos subterráneos que se encuentran cercanos a las costas, pues dicha elevación marina contamina dichos acuíferos salinizándolos y llevando a su interior otros elementos contaminantes que ya han sido depositados en los mares, tanto por los ríos (también contaminados) y por las personas.

La elevación del nivel del mar ocurre por causa de los deshielos anormales que están ocurriendo en los polos y en las montañas nevadas. Eso significa, por su lado, que aquellos hielos que se consideran reservas de agua dulce para un futuro que se acerca velozmente, están derritiéndose y abalanzándose hacia el mar sin que sea posible beneficiarse de ellos.

¿El calentamiento global modificará la distribución de la fauna y flora del planeta. Ello conllevará la extensión de enfermedades de las que algunos de estos animales son portadores. Tal es el caso de la malaria, el dengue o la fiebre amarilla, cuyos vectores son ciertas especies de mosquitos que habitan principalmente en zonas tropicales?. (Comisión Ambiental UASD, 2007).

ANA iniciará contactos en provincias

El Equipo Coordinador que trabaja en la organización de la Asamblea Nacional Ambiental (ANA) iniciará desde principios de mayo los contactos necesarios con organizaciones provinciales para armar la red que pondrá en funcionamiento la acción ambientalista coordinada en todo el territorio nacional.

Los trabajos de coordinación del equipo de ANA estarán acompañados de conferencias-talleres apoyadas con las últimas producciones fílmicas sobre la actual situación del planeta, del Caribe insular y de la República Dominicana.

El armazón de la red de la Asamblea Nacional Ambiental se alimentará con las informaciones que suministren las organizaciones nacionales, las internacionales, los organismos mundiales de conservación y las cadenas noticiosas relacionadas con la problemática ecológica y ambiental del planeta.

El equipo de coordinación de ANA solicita a todas las organizaciones ambientalistas y ecologistas del país comunicarse con éste a fin de coordinar la visitación a sus respectivas provincias, lo que puede hacerse a la dirección electrónica:

abreudomingo@gmail.com
y al teléfono 809-383-4078.