Economía de Puerto Rico avanza 0,3 % interanual en 4 primeros meses fiscales

A man walks past a closed store with signs reading "Closing down sale" and "Everything goes, shoes, clothes, take advantage" in Arecibo, Puerto Rico, June 29, 2015. REUTERS/Alvin Baez-Hernandez
A man walks past a closed store with signs reading "Closing down sale" and "Everything goes, shoes, clothes, take advantage" in Arecibo, Puerto Rico, June 29, 2015. REUTERS/Alvin Baez-Hernandez

San Juan. La economía de Puerto Rico durante los cuatro primeros meses de su ejercicio fiscal (julio-octubre) registró un avance del 0,3 % respecto al mismo periodo del año anterior, según datos difundidos hoy por el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), brazo financiero de la isla.

El Índice de Actividad Económica (IAE) de Puerto Rico, que elabora el BGF para tener una idea de la evolución de la economía de la isla, se situó el pasado octubre en 127,9 puntos, lo que supone un incremento del 1 % respecto del mismo mes de 2014 y del 0,2 % respecto septiembre de 2015.

Para elaborar el IAE se tienen en cuenta cuatro variables- el empleo agrícola (que creció el 0,5 % entre octubre de 2014 y de 2015), la generación eléctrica (que retrocedió el 1,4 %), el consumo de gasolina (que se recuperó un 0,4 %) y la venta de cemento (que continuó con su fuerte descenso, en este caso del 14,4 %).   Este índice general ha registrado retrocesos anuales de manera ininterrumpida desde el ejercicio 2006-2007, con lo que encadena ya nueve años de recesión.

Con el ajuste estacional que introdujo hace unos meses el BGF, en los años fiscales de 2012 y 2013 la economía de la isla caribeña registró avances del 0,5 % en ambos casos y el resto de los años descensos.   El Producto Interior Bruto (PIB), un indicador más estandarizado a nivel internacional para medir la evolución de la economía del territorio, ha seguido más o menos la misma pauta, salvo en el ejercicio 2012, cuando cerró con un avance el 0,5 %.

Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a EE.UU., está en recesión desde 2006 y acumula una deuda de más de 73.000 millones de dólares que, en las condiciones de devolución negociadas, se ha convertido en impagable para las arcas públicas de la isla.