Economía EEUU envía señales

POR MARIO MENDEZ
La economía de los Estados Unidos ha dado dos señales que deben ser tomadas muy en cuenta en el diseño de las políticas domésticas, se planteó ayer en círculos económicos. La primera de esas señales es que su crecimiento se desaceleró en el primer trimestre del presente año y se espera que esa tendencia se acentúe en los próximos dos trimestres.

El PIB había crecido en el último trimestre del año pasado a un ritmo anual de 3.8 por ciento, pero en el primer trimestre del presente año ese crecimiento bajó a 3.1 por ciento.

Peter Kretzmer, economista senior del Bank of America Corp declaró a The Wall Street Journal que “existen indicios de que la debilidad se extenderá y quizás se intensificará durante el segundo y tercer trimestre del año”.

La otra señal es que a pesar de ese descenso en el ritmo de crecimiento, la tasas de interés han venido siendo aumentados y se espera que en la próxima reunión de la Reserva Federal de los Estados Unidos la tasa para los fondos federales sea incrementa de 2.75 por ciento a 3.0 por ciento.

Aunque se plantea que todavía no es un nivel de tasa para preocuparse, se debe tomar en cuenta la advertencia hecha recientemente por el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, quien advirtió que los desequilibrios financieros en el mundo, y particularmente en los Estados Unidos, podría provocar un alza brutal de las tasas de interés.

Se planteó que esta situación se produce en momentos en que las tasas de interés pasivas en el mercado doméstico se han desplomado, aunque no se ha producido un descenso en igual proporción en las tasas activas.

Según se informó, por depósitos de más de menos de un millón de pesos los bancos están pagando entre 8.5 y 9 por ciento de tasa de interés anual.

Por depósitos de más de un millón están pagando entre 10 y 11 por ciento anual.

El que la tasa de interés pasiva real sea positiva o negativa dependerá del comportamiento de la tasa de inflación.