Economía, población y crisis sociales

La economía mundial ha venido creciendo y en el presente hay suficientes riquezas, donde el producto interno bruto en el 2019 sobrepasa los US$76 billones, siendo EUA la mayor economía, seguido por China, Japón, Alemania, etc.; sin embargo, las manifestaciones sociales y políticas que se han presentado en el 2019 en diferentes países de los continentes; aunque a nosotros en particular nos interesan los problemas de Europa y América, especialmente en Iberoamérica, donde teníamos países modelos en el desarrollo capitalista como Chile, pero en octubre 2019 las manifestaciones sociales con terrorismo, destruyendo riquezas, que esas masas desbordadas no crearon y la muerte de personas en las referidas manifestaciones, demuestran que las masas no piensan, sino los que las dirigen, porque ahora hay que reflexionar y comenzar un diálogo entre las partes, para buscar soluciones a las quejas que tienen los manifestantes, quejas que se pueden resumir en un salario mínimo que no satisface las necesidades básicas de una familia y además, en Chile se privatizaron el sistema de salud, la educación, el transporte y muchos servicios sociales. Esta situación tiene a la población chilena de bajos recursos, en una presión que no soportan, porque gran parte de la vida profesional de una persona se pasa pagando la deuda de la educación y los que llegan a la jubilación, la misma no es suficiente para cubrir las necesidades primarias; en consecuencia, las partes deberían reunirse a negociar en un diálogo franco, para mantener el equilibrio en el modelo de desarrollo que ha elegido ese país. De igual manera deberían definir las limitantes que tiene el modelo, para corregir y poder llegar al desarrollo económico.
Se dice que las revueltas de Chile, Ecuador y otros países han estado influidas por la izquierda revolucionaria, pero si eso es cierto, hay que recordar que el sistema comunista fracasó con la caída del Imperio Soviético y China, que ha logrado desarrollo, es porque tiene una dualidad del sistema comunista en el gobierno y el sistema capitalista en la producción de bienes y servicios, que en mayoría es del sector privado y aunque el modelo comenzó en 1979, todavía en el 2019 hay millones de chinos que pasan hambre, porque el desarrollo de un país conlleva un largo período. Cuando comenzó el modelo comunista en Cuba se pensó que esa nación iba a vivir mejor, pero el sistema cubano lo único que ha logrado es que todos sean pobres y para mantenerse después de la caída del Imperio Soviético, tuvo Venezuela, la de Hugo Chávez, que regalarle el petróleo y ahora que Venezuela está en la pobreza, igual que Cuba, tiene que buscar otra salida, porque el gobierno de Venezuela no tiene dinero.
En el caso de Ecuador las revueltas comenzaron con una serie de medidas económicas, porque los precios del petróleo no están tan altos para seguir manteniendo subsidios, que solamente se justifican, cuando están enfocados a resolver un problema específico. Sugiero al gobierno dominicano, a los políticos y empresarios reunirse, para revisar el modelo económico, hacer los ajustes y continuar el crecimiento, con mayor distribución de las riquezas. El desarrollo necesita participación, paz, disciplina y trabajo.