Economía y educación
Por qué se produce inflación

Es preciso acotar para nuestra salud mental –el estrés es insistente- el porqué ocurre inflación. La inquietud explica otro fenómeno económico, ese que se mide a través del PBI, que no es otra cosa que el volumen de transacciones comerciales, el consumo por compras que realiza a diario el dominicano. 

Inflación es la dilatación de los precios, el agrandamiento de los valores monetarios de las mercancías, objeto de consumo en algún momento, en obvia alusión a la persistente reducción de nuestros ingresos por esa vía.

La inflación constituye un ejercicio de estimación de los actores económicos, tanto de los que practican a diario el rol de vendedores u ofertantes, como los de compradores, consumidores o demandantes.

La inflación pasa por ser la resultante, una manifestación de lo que ocurre con los costos, esto es, los gastos de obtención si es importador, o en definitiva de la fabricación de un producto o servicio. Hay inflación cuando se incrementan los precios por el reajuste hacia el alza de la reciente reforma fiscal, que desova en un aumento de la recaudación del Gobierno central. Hay inflación cuando el FMI exige del Gobierno la eliminación  de los subsidios, es el caso del financiamiento eléctrico de la isla, sin ponderar si la medida es ética o no.

Debo decir sin ambages que la inflación tiene un impacto brutal en la sicología de los dominicanos, provoca ansiedad, desencanto, y por último, desconcierto en los hogares isleños que tienen que cubrir sus necesidades con los amenguados ingresos fijos que disponen.

La inflación es motivo de la aceleración del financiamiento doméstico a través del dinero plástico, sino, revisen el aumento sostenido de beneficios que declara el sistema bancario local todos los años,  y  es motivo de reducción de la calidad de vida del dominicano.