Economista de Goldman Sachs expresa su “mea culpa”

“Las previsiones están para fallar”, dijo el economista Huw Pill

Londres/madrid. De los Servicios de Hoy. El economista jefe de Goldman Sachs para Europa, Huw Pill, publicó un informe en el que expresa el “mea culpa” por el fallo en la previsión que hizo en 2012 de que España sería rescatada por el Banco Central Europeo.

“Creo que ningún otro banco hace este ejercicio de comprobación de los aciertos y equivocaciones. Nosotros consideramos que debíamos hacerlo. No pasa nada por reconocer errores, las previsiones están para fallar y deben ser tomadas como guías para el debate y contraste, no como algo sagrado”, dice Huw Pill después de un encuentro con periodistas en la sede de Goldman en Londres.

Pero las previsiones siguen. Según publica el diario Expansión, Goldman Sachs acaba de publicar sus expectativas para 2014, que contemplan un crecimiento del 0.4% para el PIB español.

“No me gustaría parecer estúpido otra vez el año que viene”, dice Pill. “Creo que la realidad no se desviará más de un 0.5% hacia arriba o abajo de nuestras previsiones en Europa”, afirma.

En el caso de España, el economista considera que podría producirse una sorpresa positiva si la llegada de inversión extranjera crea un efecto “bola de nieve” que anime otros sectores.

“Las previsiones económicas se mueven más lentamente que los inversores, y no quiero volver a subestimar a España otra vez”, afirma Pill.

“España es una economía que está resolviendo algunos de sus problemas de fondo. Está haciendo una dura tarea de consolidación fiscal y ajustes estructurales. Ahora estamos viendo capital extranjero entrando en el país, en parte para explotar las oportunidades creadas por ese ajuste y ante el hecho de que la competitividad y productividad del país han mejorado gracias a la contención salarial”, dijo.

Pero por el momento, Pill no mejora sus previsiones sobre España (al crecimiento del 0.4% en 2014 le seguirán un 1.2% en 2015 y un 1.7% en 2016) porque todavía está por ver si esa llegada de inversiones estimula el resto de la economía.

“El hecho de que se esté produciendo el ajuste significa que el desempleo sigue siendo alto, que el gasto es débil y que el proceso de reducción de deuda tiene que seguir adelante”, dijo.