Economista dice el PIB crece más que salarios

P1

El crecimiento económico del país no se percibe al mismo nivel porque los sectores que emplean la mayor parte de los trabajadores reflejan un incremento salarial por debajo del crecimiento promedio del producto interno bruto (PIB), afirmó el economista Nassim José Alemany, de la firma Deloitte.
En un artículo titulado “Y sin embargo, no se siente”, el experto plantea que a nivel general el PIB crece en promedio 1.8 veces más que el salario.
Expone que el sector agropecuario exhibe la relación más estrecha entre crecimiento económico y salarial.
“El PIB del sector agropecuario y manufacturero, que en conjunto emplean un 23% de la fuerza laboral, exhibe la tasa más baja de crecimiento de todos los sectores”, señala.
En cambio la administración pública presenta uno de los crecimientos más altos a nivel económico y también salarial.
Indica que el sector financiero, a pesar de crecer anualmente a tasas superiores al 11%, y con incrementos salariales anuales de 9%, emplea solamente el 2% de los trabajadores.
Plantea que el grupo de “otros servicios” que emplea el 28% de los trabajadores y crece anualmente a una tasa de 11.4%, registra un crecimiento salarial de 6% anual.
·Alemany señala que el sector comercial crece anualmente a tasas por encima del 9%, empleando un 21% de los trabajadores, y los salarios crecen menos del 6%. La tasa de crecimiento del sector de hoteles, bares y restaurantes duplica el incremento en los salarios de ese sector.
·Señala que la disparidad más alta entre el crecimiento económico y el salarial se presenta en el sector de electricidad y agua, el cual crece a una tasa superior al 11% anual, mientras que los salarios crecen a un 3%.
Explica que existen diversos factores que afectan la estructura salarial y el ritmo de crecimiento.
Recordó que se ha convertido en una rutina que cada vez que el Banco Central anuncia las cifras trimestrales de crecimiento, durante las siguientes semanas después de esta publicación los medios de comunicación, los analistas y el pueblo en general analizan por qué ese crecimiento tan alto no se siente de manera directa en sus bolsillos. Señala que tres componentes principales que afectan ese sentimiento son el crecimiento del sector, los salarios que reciben y la cantidad de trabajadores empleados.