Economistas dicen es impostergable pacto fiscal 2020

7777

Para que el crecimiento de la economía dominicana se mantenga y sea sostenible hay que enfrentar una serie de desafíos vinculados con el endeudamiento y el déficit fiscal, por lo que es impostergable un pacto fiscal, cuyas discusiones deben comenzar inmediatamente se instale un nuevo Gobierno en 2020.
Esa conclusión fue expuesta por los economistas Armando Barrios Ross, Martín Francos, Alexi Martínez y Apolinar Veloz, en el encuentro del Grupo de Comunicaciones Corripio, donde advirtieron que el panorama económico del país no luce tan alentador como en años anteriores, aunque tampoco vislumbran un descalabro.
Los expertos coincidieron además en que el período electoral representa un riesgo para el desempeño de la economía, porque se suele aumentar el gasto público financiado con más endeudamiento.
Barrios Ross, decano de Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), planteó que hay dudas sobre la posibilidad de que el país mantenga el ritmo de crecimiento sostenido ante la desaceleración registrada en meses pasados.
Sin embargo, consideró que el período electoral marcará la tendencia de la expansión del gasto público, que suele activar la economía.
Al hacer esas precisiones destacó que en estos momentos el nivel de endeudamiento del país es prácticamente insostenible , a lo que suma como elemento negativo el hecho de que la reforma fiscal se haya demorado y que tampoco se hará en este contexto electoral.
“Pero es inevitable una reforma fiscal dolorosa, porque vamos a terminar pagando más impuestos, reducir parte del gasto, y reestructurar posiblemente la deuda”.
Sobre el crecimiento de la economía dijo que no se puede esperar una tasa de un 7%, pero un 5% sigue siendo una gran tasa de crecimiento en América Latina y el Caribe.
Martín Francos, director de la Escuela de Economía de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), dijo que el desempeño económico local depende también de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, porque genera incertidumbre en los mercados globales.
“En el lado doméstico tenemos la incertidumbre del plano electoral, que va a traer un desplazamiento del gasto privado, lo más probable es que la inversión privada disminuya pero va a haber inversión pública en un ciclo político electoral.
“La decisión del presidente Danilo Medina de no reelegirse puede ayudar también a que el gasto público no sea tan desbordado como en 2012”, destacó.
Francos expresó que esos efectos estarán incidiendo sobre la economía en la primera mitad del próximo año, “y en conclusión tendremos un 2020 que no será tan bueno como los años anteriores, pero tampoco va a haber un descalabro”.
Alexi Martínez, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), advirtió que se deben tomar precauciones para reducir el impacto del déficit fiscal y de la deuda externa.

“Con el proceso de desaceleración de la economía internacional, y la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el panorama no luce tan alentador como fue en 2018.
“En consecuencia hay que tomar todas las precauciones sobre esos elementos, y para que en el contexto local y electoral se puedan reducir el endeudamiento y el déficit fiscal”.
El camino hacia la reforma fiscal. Los economistas están más que convencidos que es inviable una reforma fiscal en estos momentos, pero señalaron que el endeudamiento, el gasto y la presión tributaria son los elementos principales de cualquier discusión de ese tipo.
Barrios Ross planteó que esa reforma debe plantear un incremento de la presión tributaria, la reducción o eliminación de las exenciones fiscales, el aumento de las recaudaciones, la revisión del gasto público para que tenga más calidad, y la descentralización para que los cabildos tengan más autonomía recaudatoria.
Martínez entiende que si se quiere parar el endeudamiento, en el contexto de un pacto fiscal, hay que revisar la presión tributaria. Además señaló que se debería tomar en cuenta la descentralización del Estado y sincerizar el rol de los municipios y su capacidad de gestionar más recursos.
Francos considera que en ese pacto fiscal tiene que discutirse la funcionalidad del Estado, haciéndolo más eficiente y menos numerario, la revisión del Itebis y las exenciones fiscales.
Proceso electoral
Una de los temores de los economistas que asistieron al encuentro del Grupo Corripio es que se incremente el gasto público en este proceso electoral, porque tiene una repercusión directa con el endeudamiento externo e interno, que ya se considera insostenible para el país.
Dependencia EEUU
La economía dominicana depende directamente del desempeño económico de Estados Unidos, lo cual es una preocupación para los expertos ante los conflictos comerciales que tiene ese país con China y el impacto en la tasa de cambio. Ante ese escenario entienden que el país debe tomar las precauciones que sean necesarias.

Contradicciones economía de RD
El economista Apolinar Veloz consideró que el crecimiento económico del país es contradictorio, porque no hay capacidad para financiar la inversión pública a través del ahorro, el déficit fiscal también hay que financiarlo, el Producto Interno Bruto crece y los ingresos tributarios no aumentan, y el déficit de la balanza comercial es de 50%.
De tal manera que la economía dominicana, a pesar de su crecimiento, está mostrando que no es competitiva en los mercados internacionales, dijo Veloz al destacar que “si está fundamentada en el aumento de la productividad y mejora de la competitividad, deberíamos ganar más mercados.
“Si nosotros crecemos lo hacemos con dolor porque nos tenemos que endeudar para mantener ese crecimiento”, refirió.
Asimismo expresó que el Gobierno mantiene el crecimiento con una política fiscal expansiva, “porque de la única manera que puede mantener algún tipo de empuje en la demanda, que tenga efectos positivos sobre la oferta, es a través del gasto público, pero ese gasto público se financia con deuda”.