Ecuador
Correa dejaría presidencia si pierde consulta

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/C72C8F30-858B-41D2-9771-F08D6A9B5B41.jpeg

QUITO (AFP).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dejó en vilo su continuidad en el cargo ante una eventual derrota en el plebiscito constituyente del próximo domingo, a través del cual promueve una Carta Política que recortaría los poderes del Congreso.

Con poco menos de tres meses en el cargo, Correa admitió ayer que un resultado adverso lo pondría contra las cuerdas. “Habría que pensarlo seriamente porque sería un rechazo (a mi plan de gobierno). Yo no me aferro” a la presidencia, sostuvo.

El gobernante deslizó su posible retiro en el segundo día de campaña mediática a favor de la consulta popular, que cuenta con el respaldo del 63% de los votantes según una encuesta de Cedatos-Gallup. La indecisión se ubica en un 32%.

“No estoy aquí para aferrarme a un cargo ni para pasar a la historia, estoy para servir al pueblo ecuatoriano, y el momento en que el pueblo ecuatoriano crea que ya no le sirvo, no quiera seguir contando con mi servicio como presidente de la República, me voy a la casa”, expresó.

Correa -el octavo presidente en una década de inestabilidad en Ecuador- vinculó su suerte a la de la consulta preocupado por la creciente campaña de la oposición contra el plebiscito, acusándolo de querer implantar un modelo autoritario que estatizaría la economía. “Hay una propaganda mafiosa (…) El sí le está dando 3 a 1 al no, pero con más nulos y blancos puede ser que no se logre la mayoría absoluta y se pierda la consulta”, estimó en una entrevista con radio Sonorama.

Correa necesita reunir unos tres millones de votos -de un universo estimado de 6,4 millones-  para la aprobación de su Constituyente. Unos 9,2 millones de ecuatorianos están convocados a las urnas, de los cuales históricamente acude un 70%.

El analista Hernán Reyes, de la Universidad Andina Simón Bolívar, estimó que Correa al plantear su renuncia “trata de volcar su popularidad (del 70%) hacia la consulta”.

“Los anuncios de renuncia son un discurso de corte electoral para conseguir un triunfo en la consulta y luego una mayoría abrumadora en la Asamblea”, señaló el experto a la AFP.

Al aceptar la probabilidad de una derrota, el mandatario aseguró que no “se siente dueño del país” y que si el electorado elige quedarse con los políticos de siempre, les “dejará la vía libre”.

“Mi concepto de democracia es que soy el mandatario que recibe un mandato a través de las urnas de parte del mandante, que es el pueblo. Si ese mandato no nos quiere más en el gobierno, me voy con la conciencia tranquila a mi casa”, abundó.

Si por el contrario obtiene un triunfo, Correa aseguró que propondrá una Constitución que limite la facultad del Congreso para destituir presidentes dejando intacta la división de poderes.

“Queremos reformas tan simples como que el Congreso pueda destituir al presidente, como lo ha hecho en los últimos diez años, pero al momento en que lo haga también se disuelva el Congreso. Vamos a ver cuántos presidentes más destituyen”, propuso.

Según el mandatario, con la actual Carta Política el país “no podrá salir adelante”. “Con el marco que tenemos los tribunales están conformados por representantes de los partidos, las autoridades de control provienen de la partidocracia, y el Estado es centralista, lo que ya no da más”, expresó.

Correa promueve una nueva Constitución que se ajuste al “socialismo del siglo XXI” que también alienta su aliado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.