Eduardo Gómez rechazó oferta de jugar en Puerto Rico

Eduardo Gómez rechazó oferta de jugar en Puerto Rico

Eduardo Gómez, en acción y Hugo Cabrera, lo bloquea.

Eduardo Gómez, es una leyenda del baloncesto en los Estados Unidos y el Caribe, por su habilidad y la forma de jugar. Es inmortal del Deporte Dominicano, en ceremonial del 1995

Su amor por la patria, el orgullo de llevar el escudo en su pecho, las emociones de escuchar su himno, fueron los factores que llevaron a Eduardo Gómez, a desestimar la oferta de jugar por Puerto Rico, pues los dirigentes boricuas le tenían todos los papeles para jugar como nativo en la isla del encanto y de ahí pasar a la selección nacional.

Eduardo Gómez, junto a Tito Horford.

Gómez, nativo de Santiago, cuando niño sus padres lo llevaron a residir a Nueva York, en 1973, fue firmado para jugar con el popular conjunto de Río Piedra, al ver su calidad y sus habilidades en la cancha, los dirigentes boricuas le ofrecieron cambiarle los papeles para jugar por Puerto Rico y la ciudadanía deportiva boricua y el nativo de Santiago, con su orgullo y patriotismo dominicano le dijo que no.

El profesor Virgilio Travieso Soto, quien tenía un olfato deportivo, como nadie, se encontraba en Puerto Rico en los intercambios de basket entre Dominicana y Puerto Rico, ahí vio a Gómez, un ser humano con ojo clínico al verlo se le acercó en la cancha y le dijo “vine a verte, pues tu eres de nosotros y tu lleva en la sangre el patriotismo dominicano”, Gómez en fracciones de segundos, con un cerebro ágil le manifestó “cuando nos vamos”.

Le invitamos a leer: LNB: Leones contratan dos nuevos refuerzos

Ahí comenzó Gómez, a vestir la franela de la selección nacional, debutando en los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1974, donde no olvida, que un país con un solo tabloncillo en esa ocasión se enfrentó cara a cara con la maquinaria de Cuba, Puerto Rico y México.

“Nunca podré olvidar como estaba el Palacio de los Deportes, que no cabía ni una persona, estaba emocionado y engrandecido”.

Otro gran recuerdo fue en Centrobasket 1975, celebrado en el país, donde se midieron a Cuba, con etiqueta mundialista, perdieron por un punto.

El punto luminante de su carrera fue en Centrobasket 77, donde República Dominicana por primera vez gana una medalla de oro en Panamá, venciendo a los mundialista Puerto Rico, Cuba, Panamá y México.

Al Horford, comparte con Eduardo Gómez.

El equipo estuvo integrado por Gómez, Frank Prats, Pepe Rozón, Hugo Cabrera, Héctor Gómez, Manolito Prince, Víctor Chacón, Alejandro Tejada, Vinicio Muñoz, Iván Mieses y Evaristo Pérez. A Chicho Sibilio, se le impidió por una protesta de los boricuas, que alegaban que el hainero tenía nacionalidad española.

Horford y Grillo Vargas

Gómez, narra con orgullo que fue la persona que descubrió el talento de José- Grillo- Vargas y Tito Horford, dos los mejores jugadores dominicanos de todos los tiempo.

Gómez, siendo ejecutivo del Central Romana, por su gran capacidad técnica en el baloncesto y su amistad con don Carlos Morales Troncoso, Arturo Gil y Frank Micheli, comenzó a trabajar en los bateyes, donde quedó impresionado con el tamaño de Vargas y Horford y le enseñó como jugar baloncesto y lo llevó al equipo del Club Naco, con una gran actuación.

Puede leer también: Melvyn López: “Aspiro a escuela de entrenadores”

Además logró que los jugadores firmarán en los Estados Unidos, donde estudiaron en universidades, Horford se convirtió en el primer dominicano en jugar en la NBA y Vargas, jugó para varios equipos, a su retiro se convirtió en un empresario de éxito en Brasil. 36 años de carrera, en cargos, profesor, consejero y director de escuela en la Florida. Estudió en Taylor University, Indiana, licenciado en sociología, Nova University, Fort Laudardale, Maestría Administrador Escolar.

Gómez favorece que se revise la ley del Parni y los Inmortales del Deportes y que reciban su mensualidad de acuerdo a la ley.

Al pabellón de la Fama

Fue exaltado en baloncesto en el Ceremonial del año 1995, celebrado en los salones del hotel Jaragua.
Nació en Santiago de los Caballeros el 13 de octubre de 1951, perteneciendo a una familia de excelentes deportistas, pues su padre, Ramón -Tatá- Gómez, jugó béisbol aficionado en equipos militares.

Gómez fue miembro del Todos Estrellas del Centrobasket del 1975 y formó parte del seleccionado criollo que participó en el Centrobasket del 1977, donde el conjunto local logró la presea dorada siendo segundo de Hugo Cabrera en la escogencia del Jugador Más Valioso.

Gómez ha sido el más grande jugador dominicano que se ha desempeñado en las posiciones uno y dos. Han habido otros armadores superiores a él y varios defensas tiradores mejores, pero ninguno ha podido combinarse para actuar con éxito en ambas posiciones. Fue el primer jugador de parte trasera que en los tiempos modernos integró el donqueo.

Puede leer también: David Ortiz rumbo a Cooperstown: “Aparézcanse allá y vayan ready para disfrutar”

Publicaciones Relacionadas