Educación entregará obras a ingenieros en la medida en que aparezcan los solares

Carlos Amarante Baret. Archivo
Carlos Amarante Baret. Archivo

El Ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, anunció hoy que esa  cartera asignará a los ingenieros, arquitectos y compañías constructoras las obras correspondientes al cuarto sorteo de construcciones escolares y estancias infantiles en la medida en que consiga los terrenos para su edificación.

Dijo que junto con la entrega de las obras también se entregarán los recursos de las partidas correspondientes e indicó que las dificultades para conseguir los solares es lo que ha retrasado el proceso de construcción.

Manifestó que la consecución de los terrenos ha llevado más tiempo porque educación quiere hacer un proceso libre de problemas y superar dificultades presentadas en pasados concursos.

Tras afirmar que “la tierra no pare tierra”, explicó que una escuela son ocho mil metros cuadrados, terreno que no es fácil conseguir en un barrio sin tener que desalojar una manzana completa.

Citó el caso del sector Capotillo, donde la falta de tierras dificultó el cumplimiento de la disposición del presidente Danilo Medina de hacerle una escuela a esta barriada capitalina.

Afirmó que hubo que comprar las casas de toda una manzana para un plantel que estaba presupuestado en 70 millones de pesos, que se elevó a 284 millones. Sólo en la adquisición de los terrenos donde estaban las viviendas, educación tuvo que erogar 214 millones de pesos.

Afirmó que esa misma situación ocurre en el Gran Santo Domingo, algunos puntos de Santiago y San Cristóbal, porque estas demarcaciones tienen una gran densidad poblacional.

El Ministro de Educación aseguró que del cuarto sorteo ya hay 212 ingenieros posesionados en sus terrenos y sólo resta un poco más de 400.

Amarante Baret dijo comprender los problemas por los que están atravesando los ingenieros, debido a que han incurrido en gastos de preparación, pero reiteró que “no se le puede dar el avance hasta que no se tenga el solar”.

Evaluación del desempeño. Sobre este tema, el ministro afirmó que el MINERD lanzó una licitación para contratar una empresa internacional que haga la evaluación del desempeño de los docentes.

Informó que con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) se acordó hacer una buena y mejor evaluación del desempeño, porque ésta revelaría fortalezas y debilidades en los planteles del país, y es un puntal importante de la profesionalización y la carrera docente en República Dominicana.

Consideró que una de las políticas que el MINERD quiere desarrollar y que se haga una realidad en la escuela dominicana es que se haga una profesionalización y certificación docente, que debe comenzar desde que el futuro docente concursa, pasa y entra a la escuela

“Es verdad que en el 2008 se hizo una evaluación, pero ustedes saben cómo fue, que todo el mundo se autoevaluó, y así no se vale”, indicó Amarante Baret.

Preparación de los maestros. Luego de expresar que la escuela dominicana se mueve en sentido positivo, el ministro destacó el rol que en esta etapa está jugando el Instituto Nacional de Formación Magisterial (INAFOCAM) en la capacitación de los maestros que están en el sistema educativo.

Refirió entre las innovaciones interesantes introducidas, el cambio de concepción con respecto a la capacitación del maestro, porque antes éste decidía hacer un diplomado y se le aprobaba.

Anunció el interés de replicar este año el programa de capacitación a docentes en lectura, escritura y matemáticas de los primeros grados que se aplicó en coordinación con la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), el Centro Poveda y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

“Porque definitivamente es fundamental que el niño, en los primeros grados, aprenda a leer y a comprender lo que está leyendo y además que comience a tener las nociones del pensamiento lógico, a través de las matemáticas. Si eso no se hace bien, ese muchacho va  a tener problemas cuando crezca”, expresó.