Educan niños tienen severas limitaciones

POR ALTAGRACIA ORTIZ GOMEZ
Sin ayuda oficial, pero con una evidente vocación de servicio, profesionales del Centro Integral de Enseñanza Especializada (CIEE) se esfuerzan porque 26 menores con problemas adquieran habilidades que les permitan sobrevivir.

Algunos de esos niños tienen limitaciones tan severas que no podrían ser integrados a ninguna escuela formal, sostuvo la profesora Carmen Gálvez, directora del CIEE.

La doctora Maritza López, psiquiatra y madre de un niño autista, y Gálvez, directora del centro, explicaron que el 98% de estos niños no puede ser integrado a programas educativos formales, porque requieren de atenciones especiales que no se ofrecen en las escuelas regulares.

El 75% de los pequeños que son atendidos en el CIEE presentan los más diversos tipos de autismo, indicaron. El autismo es una complicación del comportamiento que se caracteriza por la incapacidad de establecer contacto verbal y afectivo con las personas y por la necesidad de mantener absolutamente estable su entorno.

Algunos niños presentan “toques” de autismo, los que los estudiosos entienden que tienen más habilidades.

No son seres agresivos y aunque tienen discapacidades mentales, las maestras y los médicos que laboran en el CIEE intentan prepararlos para que la sociedad los acepte.

“Cualquier niño autista puede ser agresivo, pero esa no es su condición. Lo que sucede es que no saben cómo pedir algo y los niños autistas no conocen la maldad”,  dijo la doctora López.

Una parte importante de esos niños no camina o tiene discapacidades permanentes, por lo que requieren una atención permanente y muy especializada.

En la residencia viven ocho niños, cuyos padres no pueden tenerlos en sus casa, unos porque viven muy distante de la escuela o porque sus condiciones económicas no se lo permiten.

El aumento en el costo de la vida hace que cada mes sea suba el costo de mantenimiento del CIEE, en cuanto a los alimentos y las medicinas, los que son cada vez caros y muchos padres no los pueden pagar.

Algunos niños que padecen el síndrome de Asperger, una enfermedad del desarrollo cerebral, en ocasiones muy inteligentes, que permite un desarrollo más o menos normal, pero que pueden tener dificultades en sus relaciones y ser centrados en sí mismos.

“Se trata de un diagnóstico conductual, de niños que se relacionan muy mal, que sólo se ocupan de lo suyo, pero que pueden ser hábiles en las matemáticas, aunque rehúsan compartir con los demás”, expresa la doctora López.

Esos niños con diagnóstico de un tipo determinado de autismo, pueden parecer raros, pero en las escuelas pueden ser manejados, porque tienen una condición especial, dijo.

Trabajan con los principios de afecto, respeto, comprensión, convivencia y solidaridad. El centro está ubicado en la calle Lorenzo Despradel número 6 de Los Prados. Tienen el teléfono 227-5976.

 LA SITUACION

Con RD$200,000 al mes, el CIEE podría sobrevivir, pues la casa que aloja a los 26 menores paga RD$25,000 por mes de alquiler, mientras que los salarios de los maestros y especialistas no llegan a los RD$60,000 al mes. En el centro laboran en total 15 personas, entre ellos psicólogos, terapeutas, terapista físicos y maestros especializados.

Sólo en alimentación, cada mes se comsumen entre RD$18,000 a RD$20,000, pero también necesitan jabones, detergentes, cloro y pasta dental. No reciben ayuda oficial, pues por más esfuerzos que han hecho, nunca la han podido obtener.