EE.UU. no tiene personal para manejo de socorro financiero

Washington, (EFE).- El Departamento del Tesoro tiene dificultades para contratar el personal que maneje el socorro financiero de 700 mil millones de dólares aprobado por el congreso en octubre, afirmó hoy el diario The Wall Street Journal.

“Recientemente muchas decisiones han quedado en mano de funcionarios interinos, a menudo de otras agencias federales que supervisan el sistema bancario, y que están temporalmente en el Tesoro pero deben volver a sus puestos anteriores”, indicó el diario.

Según The Wall Street Journal el subsecretario del Tesoro, Neel Kashkari, a quien se le ha encargado el manejo del programa de socorro financiero, ha dicho que la Oficina de Estabilidad Financiera opera con unos 40 empleados a tiempo completo, la mitad de los que necesita.

En octubre el Ejecutivo y el congreso delinearon un plan de auxilio para los mercados financieros que entonces se describió como de necesidad urgente, y que en principio se dedicaría a la adquisición de títulos de paquetes hipotecarios de alto riesgo.

De ahí que al plan se le bautizó “Programa de Alivio de Activos Problemáticos” (TARP por su sigla en inglés).

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, quien demandó y obtuvo del Congreso atribuciones extraordinarias para el manejo del auxilio, afirmó que se emplearía para adquirir los títulos de hipotecas de los bancos.

A mediados de octubre Paulson modificó la aplicación del plan y anunció que se usarían unos 250.000 millones de dólares para la nacionalización parcial de la banca mediante compra gubernamental de acciones en las instituciones.

Luego Paulson agregó decenas de miles de millones de dólares a la nacionalización de la empresa aseguradora American International Group, y recientemente el Tesoro volvió a la idea original de la compra de hipotecas de alto riesgo.

De acuerdo con The Wall Street Journal, Kashkari ha indicado que espera contar con el doble de empleados para cuando sea investido el nuevo presidente Barack Obama el 20 de enero.

“Observadores externos indicaron que la dificultad para componer rápidamente un personal calificado puede ser una de las razones por las cuales el Tesoro abandonó su plan original de uso de TARP en la compra de activos de las instituciones financieras y decidió, en cambio, inyectar capitales en el sistema bancario”, agregó. EFE