EEUU acusa a Rusia de poner peligro astronautas con misil antisatélite

EEUU acusa a Rusia de poner peligro astronautas con misil antisatélite

Estados Unidos condenó a Rusia por realizar una prueba de misiles «peligrosa e irresponsable» que, según dijo el Departamento de Estado, puso en peligro a la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La prueba hizo estallar uno de los satélites rusos, generando restos que obligaron a la tripulación de la EEI a refugiarse en cápsulas.

La estación, que orbita a una altitud de unos 420 km, tiene actualmente siete tripulantes a bordo: cuatro estadounidenses, un alemán y dos rusos.

«Hoy mismo, la Federación Rusa ha llevado a cabo, de forma imprudente, una prueba destructiva de un misil antisatélite de ascenso directo contra uno de sus propios satélites», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Según Price, la acción ha generado «hasta ahora más de 1.500 piezas de desechos orbitales rastreables y cientos de miles de piezas de desechos orbitales más pequeñas que ahora amenazan los intereses de todas las naciones».

La agencia espacial rusa, Roscosmos, restó importancia al incidente.

«La órbita del objeto, que obligó hoy a la tripulación a trasladarse a la nave espacial según los procedimientos habituales, se ha alejado de la órbita de la EEI. La estación está en la zona verde», tuitearon.

El material, difícil de controlar, pasó de largo sin incidentes, pero su origen concentra ahora la atención.

La reunión virtual entre los presidentes de China y EE.UU. en 5 claves

Al parecer, proviene de un satélite ruso averiado, el Kosmos-1408que fue lanzado en 1982, pesaba más de una tonelada y había dejado de funcionar hace años.

LeoLabs, una empresa de rastreo de desechos espaciales, dijo que su instalación de radar en Nueva Zelanda detectó múltiples objetos en el lugar donde debería haber estado el satélite desaparecido hace tiempo.

No obstante, Price insistió en rueda de prensa que el peligro estaba lejos de desaparecer.

Más leídas