EEUU afirma no tendrá en cuenta amenazas en caso Posada Carriles

Washington, 23 may (EFE).- El Gobierno de EEUU decidirá el destino del anticastrista Luis Posada Carriles teniendo en cuenta las cuestiones legales y no las amenazas del presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó hoy el Departamento de Estado.

   En su rueda de prensa diaria, el portavoz del Departamento, Richard Boucher, insistió en que la situación de Posada Carriles es “una cuestión legal”.

   “Lo que decidamos hacer se basará en cuestiones legales, no en amenazas, no en discusiones diplomáticas, no en declaraciones, en exabruptos o como lo quieran llamar”, afirmó el portavoz.

   Boucher hablaba después de que el domingo, en su alocución radio-televisada “Aló Presidente”, Chávez amenazara con suspender las relaciones diplomáticas con EEUU si Washington no concede la extradición de Posada Carriles, quien se encuentra desde el pasado jueves en el centro de detención del Servicio de Inmigración de El Paso (Texas), tras ser detenido en Miami el pasado martes.

   Venezuela ha iniciado el proceso para solicitar la extradición del anticastrista, de 77 años, al que responsabiliza de la colocación de una bomba en un avión de la línea aérea Cubana de Aviación en 1976 en el que murieron 73 personas cuando sobrevolaba Barbados, tras haber despegado de Caracas camino de La Habana.

   Posada Carriles entró en Estados Unidos a través de la frontera con México de manera ilegal en marzo y se preparaba a abandonar el país cuando fue detenido, después de ofrecer una rueda de prensa en Miami en la que insinuó que las fuerzas de seguridad de EEUU no se estaban esforzando en detenerle pese a las demandas de Venezuela.

   Si se determina que se encontraba en el país de manera ilícita, podría ser deportado.

   “En lo que respecta a la situación (de Posada Carriles) o cualquier otra cuestión pendiente ante los tribunales de EEUU, se decidirá según los argumentos legales”, afirmó Boucher.

   Si el Gobierno de Venezuela “presenta un argumento así, lo examinaremos concienzudamente y de manera justa”, agregó. 

   Venezuela solicitó a EEUU el pasado día 13 la detención con fines de extradición de Posada Carriles, nacionalizado venezolano en la década de 1960 y a quien acusa del atentado de 1976, aunque todavía no ha presentado formalmente la petición de extradición a Washington. EFE