EEUU aprueba nuevo medicamento para el colesterol

26_07_2015 HOY_DOMINGO_260715_ El Mundo10 B

WASHINGTON. AP. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU aprobó un fármaco que reduce el colesterol más que los medicamentos más antiguos que han sido recetados durante décadas, pero su precio elevado (US 14.600 por año) seguramente encenderá el debate acerca del costo de los nuevos medicamentos. La agencia hizo el anuncio el viernes.

El medicamento de Sanofi and Regeneron Pharmaceuticals Inc. ofrece una importante nueva opción para millones de enfermos con riesgo elevado de enfermedades cardíacas para combatir el colesterol que atasca las arterias.

Praluent es el primero de una nueva clase de medicamentos biotécnicos que utilizan un nuevo enfoque para reducir el colesterol negativo, LDL. Se consideran el primer gran progreso en el tratamiento desde la introducción de las estatinas hace más de 20 años y los analistas anticipan que generarán ventas por miles de millones de dólares.

Sin embargo, la perspectiva de presentar drogas inyectables sumamente costosas para uno de los problemas médicos más comunes preocupa a las compañías de seguros, médicos y empleadores, particularmente cuando las estatinas genéricas están disponibles por el equivalente de 10 centavos diarios.

Más de 73 millones de adultos en EEUU tienen colesterol LDL elevado, según los Centros para Control y Prevención de las Enfermedades. Esos pacientes corren un riesgo doble de padecer enfermedades cardíacas, la principal causa de muerte en el mundo.

La FDA aprobó Praluent para dos grupos de enfermos con el mayor riesgo de problemas cardíacos: — con colesterol LDL anormalmente elevado a causa de una condición heredada — con colesterol elevado y antecedentes de ataques cardíacos, apoplejía, dolores de pecho y condiciones afines Sanofi calcula que esos grupos representan 8 a 10 millones de pacientes en EU. Su precio de US 40 diarios es mayor que lo calculado por analistas, que estimaban US 10,000 anuales. Un ejecutivo de Sanofi, el doctor Jay Edelberg, afirmó que el precio de US 14,600 anuales refleja “el valor para el sistema del cuidado de salud y el valor para pacientes individuales”.