EEUU critica visita Moratinos a Cuba

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/8B707018-14BF-4524-8DC9-ED639C3BD33F.jpeg

MADRID (AFP).- El secretario de Estado norteamericano adjunto para América Latina, Thomas Shannon, criticó la reciente visita a Cuba del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, en una entrevista publicada este sábado por el diario El País.

El responsable estadounidense lamentó el hecho de que Moratinos no se encontrara con representantes de la disidencia cubana, en un viaje que permitió normalizar las relaciones entre Madrid y La Habana.

“Desde nuestro punto de vista, estas visitas tienen su valor político y su valor simbólico. Y este valor simbólico se expresa visitando a los disidentes, expresando apoyo a favor de los derechos humanos cuando se trata de un régimen que abusa de los derechos humanos, que no es democrático”, declaró Shannon a El País. Estados Unidos “seguirá adelante con los esfuerzos de ayuda a la sociedad civil cubana, a los disidentes cubanos que quieren abrir espacios de diálogo dentro de Cuba”, agregó el responsable estadounidense. Shannon hizo un llamado a Cuba para que libere a los presos políticos.

“Soltar a los presos políticos es un acto humanitario, político y simbólico que podría tener repercusiones dentro y fuera de Cuba, incluido en Estados Unidos”, afirmó.

“Sería una prueba”, añadió, “de que el régimen está dispuesto al diálogo y tiene la confianza en sí mismo de poder manejar esa situación”.

Según Shannon, “es necesario que el gobierno de Cuba deje de usar los servicios de seguridad para suprimir la vida política, es necesario que busque mecanismos políticos para canalizar el diálogo, en lugar de criminalizarlo”.

“El futuro de Cuba depende únicamente de los cubanos; no está en nuestras manos, ni en las de Venezuela, ni en las de España, ni en las de la ONU”, comentó.

Moratinos efectuó a comienzos de abril la primera visita de un responsable diplomático europeo a Cuba desde las sanciones impuestas en 2003 por la Unión Europea (UE) contra el régimen de La Habana.

El viaje de Moratinos sirvió para que España y Cuba restablecieran la cooperación económica, suspendida desde 2003, y para firmar un acuerdo sobre un “mecanismo” de consulta política, que comprende un “diálogo sobre los derechos humanos”.