EEUU emplearía fondos contra Venezuela

CARACAS (AFP).- El ministro de Información venezolano, Andrés Izarra, denunció este jueves que el Congreso de Estados Unidos aprobó fondos por 18 millones de dólares para apoyar a grupos que promueven la abstención en las elecciones de concejos municipales del 7 de agosto y la desobediencia civil en Venezuela.

   Izarra destacó que estos fondos fueron aprobados el miércoles cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos también aprobó una enmienda que permite el inicio de transmisiones de radio y televisión para ofrecer a los venezolanos información “precisa y objetiva” y contrarrestar “el antiamericanismo” del futuro canal Telesur que promueve Venezuela.

   “En la “sección 925 de la enmienda de ayer pueden ustedes encontrar estos 9 millones de dólares para 2006 y 2007 para financiar este tipo de actividades en Venezuela”, señaló el ministro en rueda de prensa.

   Izarra especificó que Estados Unidos prevé destinar unos 18 millones de dólares entre 2006 y 2007 para “desestabilizar a Venezuela”.

   “Nos llama la atención los 9 millones de dólares que fueron aprobados para el 2006 y 2007 cada año, para un fondo de apoyo económico que busca apoyar partidos políticos, actividades en defensa del Estado de derecho, la sociedad civil, los medios independientes y promover la gobernabilidad democrática de Venezuela”, dijo.

   Izarra afirmó que los grupos que recibirán los 9 millones de dólares “son los que están llamando a la abstención y a la desobediencia civil” en las elecciones para renovar en Venezuela concejales y juntas parroquiales del 7 de agosto.

   Izarra aseveró que esas “iniciativas no son un hecho aislado sino que están perfectamente articuladas con grupos a lo interno en Venezuela” y con editoriales contra Telesur que inicia sus transmisiones este domingo.

   “Conocemos la historia de estos financiamientos”, dijo Izarra al evocar el financiamiento que otorgó el National Endowment for Democracy (NED) a grupos en Venezuela que, según el ministro, promivieron el golpe que sacó al presidente Hugo Chávez del poder por 47 horas en abril de 2002.

   Venezuela efectúa el domingo 7 de agosto elecciones de concejales y juntas parroquiales para la que se han inscrito la mayoría de los partidos políticos, aunque algunos grupos minoritarios, personalidades y organizaciones civiles opositoras han llamado a la abstención.

   Izarra dijo que votar para las elecciones del 7 de agosto no sólo sirve para renovar los concejos municipales sino para “la soberanía nacional”.