EEUU entregó a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados

EEUU entregó a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados

EEUU entrega a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados

Las autoridades migratorias de los Estados Unidos entregaron el viernes a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados por el país centroamericano, un presunto miembro de la pandilla Mara Salvatruca, para ser juzgado por los delitos de homicidio y pertenencia a organizaciones terroristas, informó la embajada estadounidense en El Salvador.

Erick Salvador Hernández Bonilla, de 24 años, que era buscado por la Interpol y que ingresó ilegalmente a los Estados Unidos en fecha desconocida, fue capturado en septiembre de 2021 por la policía de Beaufort, en Carolina del Sur.

Quedó bajo custodia de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

Un juez de inmigración de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia, ordenó la expulsión de Hernández Bonilla a El Salvador el 29 de abril de 2022.

Hernandez Bonilla, a quien se le relaciona con la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), será procesado en El Salvador por homicidio, feminicidio y organizaciones terroristas, según consta en la lista de los 100 más buscados.

Puede leer: Bukele: 10.000 miembros de seguridad “cercan” municipio populoso de El Salvador

EEUU entrega a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados
EEUU entrega a El Salvador a uno de los 100 criminales más buscados

“Gracias a nuestra cooperación (con El Salvador) en este año hemos traído a 24 fugitivos a enfrentar los cargos por sus crímenes cometidos en este país”, dijo Dueholm en su cuenta de Twitter.

A su vez, Washington ha solicitado a El Salvador la extradición inmediata de al menos 14 cabecillas de la Mara Salvatrucha para procesarlos por delitos cometidos en ese país.

En 2012, el gobierno estadounidense incluyó a la Mara Salvatrucha, en una lista de organizaciones criminales internacionales, y tres años después la Corte Suprema de Justicia de El Salvador la declaró terrorista junto a la pandilla Barrio 18.

La política de mano dura de El Salvador se acentuó después de que el 26 de marzo se reportaron 62 homicidios en un día.

El Congreso salvadoreño, a pedido del presidente Nayib Bukele, aprobó un estado de excepción para combatir a las pandillas que suspende los derechos básicos de los detenidos como el de conocer los cargos o el acceso a un abogado.

Desde su aplicación, las autoridades dicen que han capturado a más de 58.000 personas a las que acusan de pertenecer o ser colaboradores de las pandillas.

Organizaciones sociales han informado que han logrado documentar más de 4.000 casos de violaciones a los derechos humanos durante los primeros siete meses de vigencia de la medida. Afirman tener informes que al menos 80 personas han muerto bajo custodia de las autoridades.

Las llamadas maras o pandillas, que se estima tienen unos 76.000 integrantes, tiene presencia en populosos barrios y comunidades de El Salvador.

De acuerdo con las autoridades, esos grupos están involucrados en el narcotráfico y el crimen organizado, extorsionan a comerciantes y empresas del transporte asesinan a quienes se niegan a pagar, agregan.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas