EEUU impone sanciones a tres líderes de Hizbulá por ayudar a Al Asad en Siria

casa blanca

Washington. Estados Unidos impuso hoy sanciones a un hombre de negocios de El Líbano y tres líderes del grupo chií libanés Hizbulá por su “papel clave” en la guerra civil en Siria, en la que lucha de parte del régimen del presidente Bachar al Asad.

Los sancionados son el responsable de las operaciones militares de Hizbulá en Siria, Mustafa Badr Al Din; los generales del alto cuerpo militar del grupo chií Ibrahim Aqil y Fu’ad Shukr; y el empresario Abd Al Nur Shalan, que ha proveído a Hizbulá de armas durante 15 años, según un comunicado del Departamento del Tesoro.

Con esta designación, el Departamento del Tesoro congela todos los activos que estas personas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y prohíbe a los ciudadanos estadounidenses realizar transacciones financieras con ellos. “Estas sanciones lo dejan claro, Estados Unidos continuará persiguiendo activamente a Hizbulá por sus actividades terroristas en todo el mundo, así como por su continuo apoyo en la despiadada campaña militar de Assad en Siria”, advirtió Adam J. Szubin, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro.

Según especificó el Departamento del Tesoro en su nota, EEUU considera a Mustafa Badr Al Din como el líder de las operaciones militares de Hizbulá en Siria desde el comienzo del conflicto, en 2011, y lo señala como el promotor del envío de combatientes del grupo chií desde El Líbano hasta Siria para apoyar al régimen sirio. De hecho, según el Gobierno de EE.UU., Mustafa Badr Al Din mantenía reuniones semanales para lograr una coordinación estratégica con el líder de Hizbulá, Hassan Nasrallah, al que además acompañaba en unas reuniones celebradas frecuentemente en Damasco.