EEUU promete investigación “exhaustiva” sobre fotos de Sadam

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/15157116-FCF2-4D89-BA61-DAC8CC4BE891.jpeg

Por Macarena Vidal
Washington, 20 may (EFE).- Presionado por la multiplicación de denuncias sobre maltratos a prisioneros, el Gobierno de EEUU prometió hoy una investigación “exhaustiva” sobre las fotos del ex gobernante iraquí Sadam Husein en ropa interior en la cárcel.

El presidente de Estados Unidos EUU, George W. Bush, señaló a la prensa, junto al primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, que no cree que esas fotografías vayan a causar más incidentes de violencia en Irak, “sino una ideología que aboga por el odio”.

Pero si el presidente en persona no quiso entrar en honduras sobre las consecuencias que puedan acarrear esas imágenes, la Casa Blanca sí dejó saber su preocupación e hizo hincapié en que el incidente se examinará de manera “exhaustiva”.

Un portavoz de la Casa Blanca, Trent Duffy, admitió que el impacto de las fotos podría ser similar al que tuvieron las imágenes sobre los abusos en la prisión iraquí de Abu Ghraib el año pasado o la información de “Newsweek” -luego revocada- de que funcionarios de EEUU en la base de Guantánamo supuestamente arrojaron un Corán por el inodoro.

“Esto podría tener un impacto grave con las revelaciones sobre abusos a los prisioneros”, reconoció Duffy, quien no obstante puntualizó que “en esas ocasiones, EEUU tomó pasos inmediatos para llegar al fondo de lo que había pasado, porqué, y asegurarse de que las personas responsables rendían cuentas”.

Bush, afirmó el portavoz, fue informado de la existencia de las fotografías de Sadam hoy y “está muy a favor de la investigación exhaustiva que ya se ha puesto en marcha”.

“Las fuerzas multinacionales en Irak y el presidente están muy decepcionados ante la posibilidad de que alguien responsable de la seguridad, el bienestar y la custodia de Sadam Husein tomara y cediera esas fotos para su difusión pública”, declaró Duffy.

Las imágenes que publica hoy un diario sensacionalista británico y otro neoyorquino incluyen una, en su primera página, en la que se ve a Sadam de pie y en ropa interior.

Otras fotografías le muestran vestido, sentado y lavando ropa, o paseando por el patio de la prisión donde se encuentra recluido.

Un comunicado militar estadounidense afirma que las fotografías de Sadam, detenido por las tropas de EEUU en diciembre de 2003, pueden tener un año de antig~edad y asegura que se ha abierto una investigación con carácter urgente.

Esas imágenes, según el comunicado, violan los derechos del ex presidente iraquí como prisionero de guerra y pueden ir contra las Convenciones de Ginebra.

“Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad para garantizar la seguridad y el bienestar de todos nuestros detenidos”, indica el comunicado.

No se trata de la primera vez en que unas fotografías de Sadam prisionero causan escándalo.

Unas imágenes en las que se le veía pasar una revisión médica poco después de su detención en un hoyo excavado en la tierra en las cercanías de Tikrit, su ciudad natal, causaron una oleada de críticas, incluidas las del Vaticano.

Pero, en este caso, al hecho de la publicación en sí se une el mal momento en el que tiene lugar para el Gobierno de EEUU.

La semana pasada, la noticia de que funcionarios estadounidenses arrojaron un Corán por el excusado dejó muertos en Afganistán y manifestaciones en varios países musulmanes, además de una mancha en la imagen de EEUU en el mundo islámico que la retractación de “Newsweek” no ha conseguido limpiar.

De hecho, la primera dama de EEUU, Laura Bush, comenzó hoy una gira por Oriente Medio que tiene precisamente como objetivo intentar mejorar la imagen de su país en el mundo musulmán.

Hoy, el periódico “The New York Times” cita un informe de 2.000 páginas del Ejército de EEUU para denunciar las torturas perpetradas por soldados estadounidenses contra prisioneros en Bagram (Afganistán) y narra en concreto el caso de un taxista de 22 años, colgado del techo de su celda por las muñecas durante cuatro días antes de morir.

El informe, según el diario, “describe a soldados jóvenes y mal adiestrados en repetidos incidentes de abusos”, que han dado como resultado la presentación de cargos judiciales contra siete militares. EFE